La Ventana

Escucha La Ventana en directo

La Ventana

A CIERTA DISTANCIA

Lo que hay que oir

A CIERTA DISTANCIA

Irán, más allá del programa nuclear

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Radio Madrid

El artista Miquel Barceló teme que en Mali haya una larga guerra postcolonial

El pintor mallorquín, que trabaja varios meses al año en su casa de Mali teme sobre todo por el futuro de las mujeres del país y el elevado número de casos de violaciones

EDUARDO MARTÍN   25-01-2013 - 16:16 CET

Después de más de una década, Barceló vuelve a exponer sus obras en una galería de arte den Madrid. Ha elegido la Galería Elvira González para mostrar sus últimas obras con la arcilla trabajada en una alfarería que ha comprado en Palma de Mallorca

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
La obra de Miquel Barceló (1983-2009)

La obra de Miquel Barceló (1983-2009)

FOTOGALERIA

Bajo el título 'Miquel Barceló. 1983-2009. La solitude organisative', CaixaForum Madrid repasa el grueso de la trayectoria de artista mallorquín desde las grandes telas creadas en 1983 hasta sus trabajos más recientes

Miquel Barceló lleva más de dos décadas de relación directa con África y concretamente con Mali, donde tiene casa y taller y donde pasa largas temporadas a lo largo del año. Con la guerra no sabe cuándo volverá pero no piensa abandonar su relación con aquel país. Un país que estaba viendo progresar lentamente con una incipiente alfabetización de las mujeres a las que tradicionalmente se las ha relegado a los trabajos del campo y la procreación. No teme por sus posesiones, pero sí por las mujeres de Mali y por el incremento de los casos de violaciones. El artista español contemporáneo más cotizado internacionalmente pensaba que la intervención francesa en Mali iba a ser un breve viaje de ida y vuelta, pero teme que se convierta en una nueva y larga guerra postcolonial en la que el papel de Eruopa vuelve a ser lamentable.

Miquel Barceló ha presentado hoy su exposición de últimas obras en la Galería Elvira González de Madrid. Son pinturas sobre lienzo tratadas con arcilla a las que da una textura de porcelana y, sobre todo, cerámicas realizadas en los últimos meses en una antigua alfarería que ha comprado en Palma de Mallorca. Allí ha tratado la arcilla cruda con los restos de ladrillos que quedaron al comienzo de la crisis inmobiliaria. En esas vasijas o pucheros, como él dice, hay ladrillos y tejas retorcidas como relojes blandos de Dalí que rebosan por los bordes de sus recipientes artísticos. Dice que los ha utilizado porque los tenía a mano y porque le servían para realizar una ironía sobre la crisis del ladrillo de este país. Las caprichosas cerámicas están pintadas con motivos de influencia asiática y africana y con colores básicos al estilo de los griegos porque considera que la primera forma de pintura en la historia se hizo con la arcilla.

Sobre la subida del IVA cultural en España ha dicho que significará la puntilla para una feria de Arte contemporáneo como ARCO, que ya era una debacle. Según Barceló, para los coleccionistas será más fácil ir a comprar a Singapur que a Madrid donde hay una imposición fiscal muy alta para las adquisiciones de arte.

Comentarios - 2

Página 1 de 1

  • 2

    Tasio 25-01-2013 20:09:16h

    No es dinero público es dinero destinado al tercer mundo, para hacer una cúpula que se cae a trozos, técnicamente como artista es un paquete y encima copia.

  • 1

    Cancerbero 25-01-2013 17:48:51h

    Pues con el dinero público que cogió por sus "obras" puede ayudar un poco.

Página 1 de 1

Miquel Barceló con parte de su obra en cerámica

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana