Carrusel Champions

Escucha Carrusel Champions en directo

Carrusel Champions

Ràdio Barcelona

En directo

Ràdio Barcelona

90 aniversario de la emisora decana de 20:00 a 23:59

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

José María Pou detiene una función por la enésima interrupción causada por los móviles

El actor se dirigió al público asistente y preguntó: "¿Por qué tenemos que aguantar esto?".

DAVID REDONDO   13-05-2013 - 13:55 CET

La obra 'A cielo abierto', protagonizada por José María Pou y Nathalie Poza, que cosechó unas magníficas críticas en su estreno y representación en Madrid hace unos meses, se encuentra ahora girando por los teatros de las principales ciudades de nuestro país.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
José María Pou y Nathalie Poza protagonizan 'A cielo abierto'

-

Este sábado llegaba al Teatro Calderón de Valladolid, pero la función que dio comienzo a las 20:30 horas no pudo desarrollarse con toda normalidad por culpa del sonido. Sí, del sonido, pero no del montaje, sino de los móviles de algunos de los espectadores asistentes. Esto pese a que en el teatro se recuerda que los móviles deben apagarse o silenciarse antes de comenzar la representación.

Numerosas fueron las ocasiones en las que los dos actores tuvieron que luchar contra las distintas melodías de los teléfonos que no sólo molestan, sino que como cualquier profesional de la interpretación reconoce, desconcentran al actor sacándole de su papel.

En el momento cumbre de la obra, otro móvil volvió a sonar. Pou se echó las manos a la cara y explotó. Se dirigió al público y les espetó: "¿Por qué tenemos que aguantar esto?". Mientras el enfado se apoderaba del actor, su compañera sobre las tablas mostraba su impotencia y consternación por la imposibilidad de realizar su trabajo.

Los asistentes quedaron atónitos ante esta salida de Pou que se negaba, incluso, a seguir con la obra. El aplauso y la ovación a las palabras de Pou fue mayoritario, casi unánime. Casi porque mientras sucedía todo esto, un móvil sonó de nuevo. La señora telefoneada no dudó en descolgarlo, levantar a sus vecinos de butaca y salirse de la sala a continuar la conversación. Tampoco tuvo la vergüenza de esperar fuera hasta el final de la función, sino que volvió a entrar con el consiguiente abucheo de los espectadores y la incredulidad de los actores que no daban crédito a lo que estaban viviendo.

Finalmente, calmados los ánimos y ovacionados por los asistentes, los dos actores retomaron la función en el punto en el que la dejaron. Pou quiso recordar al público que el ruido de los móviles u otros dispositivos, además de molestar al actor en el desarrollo de su trabajo, incomoda también al resto de espectadores que no pueden disfrutar plácidamente de la obra.

La obra -de David Hore-, está también dirigida por Pou. Ya fue representada por el propio Pou en 2003. Ante la situación de recortes en Educación y Cultura, el actor y director catalán decidió rescatarla y volverla a poner en los escenarios de España. Primero fue en el teatro Goya de Barcelona, hace casi un año, que dirige Pou y en la que su compañera de representación era Roser Camí. Después la obra pasó al Teatro Español de Madrid, en marzo, ya con Nathalie Poza en el papel de Kyra. Ahora Pou y Poza se encuentran de gira por distintas ciudades de España.

Comentarios - 22

Página 1 de 5

  • 22

    mercurio12 02-07-2013 20:42:17h

    Soy profesor y en mi centro me exigen que cuando los alumnos usan el móvil en clase se lo requise hasta el final de la jornada. Ja, ja, ja. Los alumnos solo hacen lo que ven hacer a sus mayores. La desvergüenza telefonera no tiene límites.

  • 21

    asdf 15-05-2013 18:05:53h

    El día menos pensado ni salen a hablar fuera, le piden a los actores que pausen la obra mientras ellos hablan. Y luego nos preguntamos por qué estamos como estamos.

  • 20

    BERENGUER 14-05-2013 19:03:42h

    ¡Bravo, Pou!

  • 19

    Quique 14-05-2013 18:20:41h

    ... la realidad es que en España hacemos, literalmente ".. lo que nos da la gana...". Estamos programados para pedir perdón por multitud de cosas que invaden la libertad ajena, pero no estamos programados para evitar tal invasión. Nos quedamos parados en medio de la acera charlando con nuestro acompañante sin pensar que hay quienes vienen andando detrás, por ejemplo.... Es una cuestión de civismo, del que, desgraciadamente, estamos muy desprovistos.... Para muestra, un botón...(o dos, ya que luego volvió a entrar sin cortarse un pelo...).

  • 18

    ana 14-05-2013 12:29:55h

    Yo deje de ir al cine por las palomitas y los ruidos que hace la gente al sorber los refrescos, y llevo un tiempo pensando en dejar de ir al teatro por los moviles, las toses, las entradas y salidas ......, vamos la falta de educacion

Página 1 de 5

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana