Hablar por hablar

Escucha Hablar por hablar en directo

Hablar por hablar

LA SCRIPT

Lo que hay que oir

LA SCRIPT

Robert Downey Jr. quiere cambiar de traje

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Petros Markaris, contra los evasores fiscales

El escritor griego acaba de publicar en Tusquets 'Liquidación final', la segunda parte de su trilogía sobre la crisis económica

EDUARDO MARTÍN   28-11-2012 - 14:31 CET

En esta segunda entrega el comisario Kostas Jaritos investiga los asesinatos de empresarios y profesionales liberales que no saldan sus deudas con Hacienda. El asesino se convierte en un héroe popular frente a la ineficacia y corrupción del Estado

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
Petros Markaris, contra los evasores fiscales

El escritor griego Petros Márkaris durante una entrevista a EFE este mes de noviembre- (EFE/Emilio Naranjo)

Tras el primer volumen de su trilogía, Petros Markaris vuelve a criticar con su pluma las causas y los efectos de la crisis económica en Grecia. En 'Liquidación final" el comisario Jaritos se las tiene que ver con un justiciero que mata con cicuta, el veneno quedó muerte a Sócrates, a empresarios, médicos y otros profesionales que no pagan sus impuestos. El asesino envía una carta a sus víctimas y les da el plazo de cinco días para que se pongan al corriente con el fisco. Con su modus operandi el asesino se convierte en héroe popular porque logra lo que el gobierno y el Estado es incapaz de hacer en plena crisis y como consecuencia del clientelismo político del país que favorece a los especuladores. En un momento dado el gobierno se plantea si es mejor dejar suelto a un asesino que meter en la cárcel a un héroe popular por el que se manifiestan a favor los indignados en la plaza Sintagma de Atenas.

En la Cadena SER hemos conversado con un Petros Markaris que arranca su nueva novela con el suicidio de unas jubiladas que han visto reducidas sus pensiones por los recortes y no pueden mantener una vida digna.

P.- ¿No es un poco excesiva la descripción de tantos suicidios en la novela?

R.- La gente no tiene esperanza y no es sólo por motivos efectistas por los que yo hablo de siete suicidios en mi novela. La gente se suicida en Grecia porque no tiene esperanzas ni perspectivas, Pero lo peor es que esto va a durar y cuando el uno de enero próximo se empiecen a aplicar las nuevas medidas de austeridad la situación va a ser todavía peor para la gente.

P.- ¿Por qué se ha centrado esta segunda entrega en el tema de los evasores de impuestos?

R.- He elegido la evasión fiscal como punto central de la novela porque con la evasión fiscal se puede ver la magnitud de la corrupción. Porque no es sólo que los evasores no paguen, sino que existe un sistema público político que tolera a los evasores y la evasión fiscal.

P.- En España está a punto de concluir el plazo de una amnistía fiscal y el gobierno ya vaticina que no va a conseguir recuperar la cantidad de dinero que esperaba. ¿Ha sucedido lo mismo en su país?

R.- Hemos tenido cuatro amnistías fiscales en Grecia y ninguna ha funcionado. El problema de estas amnistías es que siempre se deja a la buena voluntad del evasor, pero si sabe que no tenemos ningún modo de perseguirlo con la justicia o tiene la conciencia para hacerlo, va seguir sin pagar.

P.- En la Unión Europea y en la propia Grecia todos los dirigentes consideran imprescindible que su país siga dentro de la zona Euro. ¿Realmente es la solución a los problemas?

R.- Es un gran problema en Grecia. Con cada paquete de medidas de austeridad, la distancia entre sufrir con el Euro y sufrir con nuestra moneda anterior, con el dragma,se hace cada vez más reducida. Y entonces la gente se pregunta ¿qué sentido tiene seguir sufriendo con el euro? Vamos a volver al dragma.

P.- ¿Cree que España va a seguir el mismo camino que e Grecia?

R.- Está en la misma trayectoria que Grecia. En mi anterior visita a España, en mayo de este año, vi que no estaban peor las cosas pero sí en el mismo camino. Y veo que la mayor parte de inyección de dinero está yendo a parar a los bancos y no a los ciudadanos, porque hay una política que dice que si apoyamos a los bancos, los bancos darán crédito a la gente. Pero eso es otra parte de la deuda. El Estado se está endeudando cada vez más, así que no hay forma de salir de aquí por no llegará a los ciudadanos el dinero.

P.- ¿Ante tantos recortes, austeridad y sacrificios a los ciudadanos no les queda otra solución que manifestarse en las calles?

R.- Entiendo que la gente esté furiosa y que de forma desesperada quieran hacer algo. En ausencia de cualquier otra cosa que hacer se manifiestan. Pero cuando les veo en las manifestaciones me pregunto ¿contra quién se manifiestan? Porque si se manifiestan contra el gobierno, el gobierno ha pedido por completo el control de las finanzas del país, y si se manifiestan contra la Troika a la Troika le da igual.

P.- Si la crisis continúa en su país ¿ampliará a más libros lo que en principio era sólo una trilogía?

R.- Estoy a punto de acabar la trilogía. Cuando tenga la mente clara voy a esperar un poco. El mejor escenario sería que escribiera sólo una cuarta novela como epílogo. El peor escenario es que comenzase una nueva trilogía.

Comentarios - 1

Página 1 de 1

  • 1

    nombre obligatorio 28-11-2012 17:03:41h

    A quien le gusten las novelas de Montalban, Márkaris es un digno sucesor:

Página 1 de 1

Webs de PRISA

cerrar ventana