Hora 25

Escucha Hora 25 en directo

Hora 25

LA VENTANA

Lo que hay que oir

LA VENTANA

"Se puede construir un mundo mucho más justo para todos"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

SER historia - Nacho Ares

'SER Historia': ¿Qué es un incunable?

El nombre tiene un significado general ya que alude a los productos de un momento casi original y por lo tanto, también puede emplearse para designar cualquier otra manifestación inicial de otro arte.

Mª JOSÉ FERNÁNDEZ BLANCO / Doctoranda del Departamento de Ciencias Historiográficas y de la Cultura Escrita de la Universidad de León   11-06-2011 - 13:42 CET

El término incunable hace alusión al conjunto de obras producto de una imprenta hasta tal punto primitiva que aún estaba en la cuna.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
'Biblia de 42 líneas de Gutenberg'

- ('Biblia de 42 líneas de Gutenberg')

Al igual que los códices, los incunables son objetos en los que se puede seguir la propia evolución del libro a lo largo de su historia ya que el impresor actúa como lo hacían los antiguos copistas de un scriptorium, es decir, es un artista que se expresa por medio de su trabajo, como un maestro o magister independiente y creativo.

La evolución artística está acompañada por otra evolución, quizá más importante, que condiciona la obra artística: la reproducción mecánica de las obras bibliográficas.

Es este rasgo el que confiere originalidad a los incunables frente al sistema de reproducción inmediatamente anterior. Pero no surge de la nada, sino que continúa con la tradición del códice manuscrito, imitando los más mínimos detalles casi hasta de dar la sensación de que las primeras reproducciones podrían hacerse pasar por falsos manuscritos.

Actualmente se aceptan los últimos años del siglo XV como el final del periodo incunable en la mayoría de los países de Europa. Sin embargo, tanto en España como en Inglaterra al carecer de un centro de producción en el que el arte hubiera tenido la posibilidad de desarrollarse más allá del ámbito provinciano, hay que ampliar este espacio de tiempo hasta el año 1515.

En España es frecuente emplear el término "postincunable" haciendo alusión a los libros de los primeros años del S. XVI, concretamente los pertenecientes a un periodo convencional fijado en los 20 primeros años del S. XVI. Hay que tener en cuenta que desde un punto de vista bibliográfico, este término se utiliza generalmente en un sentido más amplio para acoger las noticias de aquellos impresos pertenecientes a los primeros años del S XVI, aunque no exclusivamente, y que han ocupado un lugar en los repertorios de incunables, bien por error, por carecer de suficiente información por ser incunables dudosos.

Así pues, y por definición, el término incunable se emplea para todas aquellas obras productos de un sistema de impresión mecánica realizados antes del día primero de enero de 1501.

Libros y leyendas

Cuenta la leyenda que Iohann Fust falleció en París, donde se encontraba tratando de vender libros impresos que hacía pasar como manuscritos. Quizá empleó esta picaresca por temor a que el nuevo arte no fuera bien aceptado en un mundo donde las supersticiones e incultura eran una forma de vida. También pudo verse seducido por la posibilidad de ganar dinero de una manera muy sencilla. O quizá se trate de una simple leyenda, ya que en el colofón daba noticia de que estaba reproducido como un arte nuevo.

Lo cierto es que entre los primeros incunables y los últimos códices hay muy pocas diferencias formales. La única más notable es el cambio, la mecanización del sistema de producción en serie de los libros.

El incunable es el heredero directo y fiel de la tradición manuscrita. Copia e imita casi hasta el mínimo detalle al modelo del que proviene: falta de portada; falta de las letras capitales, que se realizaban a mano; escasa separación de capítulos; sustitución de unas letras por otras; falta total o parcial de los signos de puntuación; amplio uso de las abreviaturas; sistemas de ordenación de cuadernos con signaturas, reclamos o foliación; el soporte de papel; márgenes amplios y texto concentrado en el centro de la página; irregularidad en los caracteres; uso, casi exclusivo hasta el último periodo, de los tipos góticos...

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana