Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

Rovira: "Se sabía lo del 3% pero nadie quería decir nada"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

SER historia - Nacho Ares

SER Historia: 'El Misterio de las Catedrales'

Sus agujas siguen siendo los rascacielos de las ciudades modernas, aunque hayan pasado más de cinco siglos desde su construcción. Las catedrales de la Edad Media son el reflejo de una forma de pensar hoy pérdida cuyo legado sigue sorprendiendo a creyentes y ateos

NACHO ARES / SER HISTORIA   08-11-2012 - 17:51 CET

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Quizá no hay mayor magia que la que podemos encontrar en las antiguas catedrales del medievo. No son cementerios, aunque en su interior haya enterramientos, tampoco son la manifestación de un ego casi idolatrado, como sucede en muchos monumentos de la Antigüedad, ni son centros de observación astronómica, si bien su orientación a los puntos cardinales y su relación con equinoccios y solsticios sea en algunos casos muy evidente.

Las antiguas catedrales se levantaron en lugares sagrados. Todas ellas, aunque muchas han perdido su esencia primigenia debido a las continuas remodelaciones sufridas a lo largo de la historia, fueron construidas sobre antiguos santuarios. Lugares sagrados que retrasan su cronología incluso a la prehistoria.

La perpetuación de la tradición

No es casual. Los lugares son sagrados no por una simple coincidencia o el capricho de un arquitecto. Al contrario, son continuadores de una tradición milenaria. Por eso las catedrales, a pesar de la fuerza de la religión cristiana, cuentan con innumerables elementos que tienen su origen en tradiciones paganas muy anteriores. El cristianismo solamente las amoldó a las nuevas creencias solapando significados y simbolismos. Uno de los casos más evidentes es la perpetuación de la diosa egipcia Isis en nuestra tradición. Su culto antiguo perduró en diferentes puntos de África, Asia y Europa. Antes de desaparecer en Egipto, su adoración ya se había extendido de forma abierta por todo Roma, dedicándole templos en la gran mayoría de las provincias de su Imperio. Posteriormente el trasfondo del culto a Isis se fusionó con la imagen de la Virgen María, aspectos relacionados principalmente con la maternidad o con la propia manera de representar a la Madre del Señor. No es extraño encontrar en la iconografía de la Edad Media representaciones de la Virgen María con el niño Jesús en el regazo, es decir, la misma forma con que Isis sujetaba al pequeño Horus en la religión faraónica. El mismo arquetipo con dos formas diferentes, separadas por casi 3 milenios.

Comentarios - 0

Interior de la catedral de León

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana