Hora 25

Escucha Hora 25 en directo

Hora 25

A CIERTA DISTANCIA

Lo que hay que oir

A CIERTA DISTANCIA

Irán, más allá del programa nuclear

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

SER historia - Nacho Ares

SER HISTORIA: 'El Nacimiento de la Navidad'

La primera representación del Belén la realizó San Francisco de Asís en la Nochebuena de 1223 en Greccio, Italia

FERMÍN AGUSTÍ / SER HISTORIA   21-12-2012 - 15:54 CET

San Francisco quería representar la escena del nacimiento de Jesús y lo hizo en una ermita durante la misa del gayo. En esta ocasión no hubo niño, pero si se contó con el buey y la mula

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Los primeros belenes que se representaron son parecidos al que sucedió en Greccio. En un altar, durante la misa del gayo, una pareja que acababa de dar a luz representaba el pesebre y cuando finalizaba la misa los pastores del pueblo adoraban al niño presentándoles las ofrendas. El problema vino cuando en la Edad Media, en su intento por dar la confianza hacia la Virgen y demostrar que el niño Jesús era el Hijo de Dios, cuando acababa la ceremonia se increpaba y lanzaba al río a San José, por lo que acabaron prohibiéndose estas representaciones.

En las primeras tablas en las que se representa el Belén, procedentes de Castilla en la Edad Media, San José aparece dando la espalda al niño Jesús y receloso ya que él no ha podido tener hijos con María y ella lo ha tenido con el "Espíritu Santo". También hay diferencias con el Buey y la Mula, ya que el primero aparece calentando al niño, representando al pueblo cristiano y la Mula comiéndose la paja del pesebre, representando al pueblo judío que no quería ver en Jesús al hijo de Dios y hacía lo posible por que se encontrase incomodo desde los primeros momentos de su nacimiento.

En el caso del árbol de Navidad, la tradición nace del Norte de Europa, posiblemente en Alemania, donde se tenía la costumbre de cortar y llevarse a casa un árbol seco para decorarlo en el solsticio de invierno para representar el renacimiento del sol, el renacimiento de la naturaleza. Desde entonces, tradicionalmente el árbol de navidad es un Abeto.

El Cristianismo adopta esta costumbre para convertirlo en el árbol de la ciencia del bien y del mal, en el árbol del paraíso. Cuando cristianizan este rito, colocaban unas manzanas simbolizando el árbol del que comieron Adán y Eva. Debajo se colocaba el Belén, ya que con el árbol se simbolizaba el pecado y por el Belén llegó la salvación. Con el paso del tiempo, las manzanas han dado paso a las bolas de navidad y así continuar con esta tradición.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana