Carrusel Deportivo

Escucha Carrusel Deportivo en directo

Carrusel Deportivo

la ventana

Lo que hay que oir

la ventana

Ya no hay fenómenos como Mecano

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

FÚTBOL | HISTORIA

Abdón Porte, una estrella que dejó su corazón en el campo antes de morir

Se cumplen 94 años desde que Abdón Porte 'El Indio', histórico capitán del Club Nacional de Montevideo, se suicidase en el centro del campo del estadio que le vio convertirse en una estrella

ALEJANDRO RODRÍGUEZ   05-03-2012 - 12:44 CET

Tras perder la titularidad, Porte no soportó los abucheos y con un disparo en el corazón puso fin a una exitosa carrera que terminó de la forma más trágica.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

"¡Ha muerto 'El Indio' el querido 'Indio'! Está quieto en el medio de la cancha, en el medio del Parque, ¡Ha muerto Abdón Porte!, ¡Ha dado la vida por Nacional!". así gritó Severino Castillo, cuidador del césped del Gran Parque Central, estadio de Nacional de Montevideo, cuando vio el cuerpo inerte de Abdón Porte.

Porte llegó en 1911 a Montevideo después de haber jugado en varios equipos secundarios de Uruguay. Empezó su carrera en el Colón Fútbol Club para luego pasar al extinto club Libertad. De allí emigró al Club Nacional de Football, donde debutó el 12 de marzo de 1911 en la posición de lateral derecho frente al Dublin. Con la camiseta tricolor se hizo con un hueco en el once del mejor equipo de la década, conjunto del que terminó siendo capitán. Llegó a jugar más de doscientos partidos en el Gran Parque Central con el número cinco a la espalda y ganó diecinueve títulos en las seis temporadas que jugó en Montevideo.

Durante esos partidos, Porte enamoró a la afición. "Contagiaba su espíritu de lucha al resto del equipo, de ahí el amor que sentía la afición hacia Porte", recuerda Hernán Nasvascues, secretario general de Nacional. "Además de ser un grandísimo jugador de fútbol, su calidad humana hacía que la afición lo quisiese aún más, era un líder en todos los aspectos" recuerda el periodista uruguayo Jorge 'Toto' Da Silveira.

Tras vivir años de gloria, siendo un ídolo de la hinchada local el paso del tiempo lo relegó al banquillo. "Es un caso único en el mundo, un jugador que al sentir que llegaba el ocaso y que no podía rendir al club como había hecho antes decide quitarse la vida", reconoce Navascues.

¿Por qué decidió pegarse un tiro en el corazón?

La carrera de Abdón Porte llegaba a su fin, su juego no era el mismo y perdió la titularidad. La recuperó pero nunca volvió a ser la estrella de Nacional. Los mismos aficionados que lo elogiaban y aplaudían ayer, ahora lo pitaban. Porte no concebía la vida más allá de Nacional, no se veía capaz de vivir sin enfundarse la camiseta tricolor del equipo que le dio la vida.

Con todo esto, una noche, después de festejar en la sede del Club la última victoria, Abdón Porte se dirigió al Parque Central, se acercó al centro del campo, el lugar que lo había consagrado como un ídolo de Nacional, y acabó con su vida.

Cuando encontraron su cadáver en el centro del campo vieron en una mano la pistola y en otra una carta para el presidente del equipo. En dicho texto, Abdón pedía al presidente de Nacional, José María Delgado, que cuidase de su pareja, con quien pensaba casarse en abril y a su madre.

Es un caso tan extraordinario en el fútbol que dos de las mejores plumas de América del Sur han dedicado sus escritos a Abdón Porte. Horacio Quiroga hizo un cuento y Eduardo Galeano dedica un capítulo de su famoso libro 'Fútbol a Sol y Sombra' a la historia de este jugador.

"Nacional era su ideal, lo amaba como el creyente a su fe, como el soldado a su bandera" dijo Numa Pesquera, presidente de Nacional desde 1923 a 1925. El lugar que le dio la vida también decidió quitársela.

Más contenidos deportivos en cadenaser.com

Comentarios - 2

Página 1 de 1

  • 2

    Carlos 05-03-2012 20:09:22h

    Soy uruguayo, hincha del Club Nacional de Football. Es sorprendente el amor que demuestra esta historia, en el estadio siempre nos acompaña la bandera con la frase "por la sangre de Abdón" uno de los versos que dejó el día de su muerte fue: "Que siempre esté adelante el club para nosotros anhelo Yo doy mi sangre por todos mis compañeros, ahora y siempre el club gigante ¡Viva el Club Nacional!" Saludos y Gracias.

  • 1

    fernando 05-03-2012 13:32:24h

    que historia tan increible, de lo mejor que he leido, que dios te cuide Abdon.

Página 1 de 1

Webs de PRISA

cerrar ventana