Hablar por hablar

Escucha Hablar por hablar en directo

Hablar por hablar

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

Ucrania, Italia, Nueva York... un recorrido por el mundo

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Agotado todo el crédito que le dio el derbi

El Sevilla pierde ante el Valladolid, que ya ganaba 0-2 a los doce minutos. Reyes tiró del equipo en la segunda mitad en la que, gracias a un autogol de Manucho, tuvo opciones para igualar

F. O.   04-12-2012 - 00:23 CET

Undécimo, a siete puntos del Betis, a cuatro de Europa y a seis del descenso, el viernes, ante el colista Español, puede empezar a jugarse Míchel su continuidad en el banquillo

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

No sabemos si el Sevilla ha tocado fondo. Eso, el tiempo lo dirá. Lo que sí sabemos es que el proyecto no marcha. Ante el Valladolid, pasó lo contrario que quince días antes contra el Betis. Cuando se enteró de que jugaba un partido de Primera División, el Sevilla ya perdía por 0-2. Las facilidades en defensa -casi da igual con Fazio y Spahic que con Cala y Botía- ponían el partido muy cuesta arriba. Es verdad que nadie achacó a Diego López ninguna culpa en los goles pero qué casualidad -que pensará más de uno- que esto ocurre el día que Míchel decide cargarse a Palop y sentarlo en el banquillo en una decisión sorprendente. Por lo visto en el partido, especialmente en la segunda parte, no parece que el mítico portero del Sevilla tenga mucho que envidiarle al guardameta fichado al Villarreal que, hasta el momento, está resultando muy caro para la entidad.

Pero volviendo a las consecuencias de la derrota, parece increíble que un equipo que pasa por encima del Betis -uno de los conjuntos más en forma del campeonato- muestre tan poquitos recursos ante equipos como el Valladolid, que tienen como objetivo la permanencia. Y no valen las excusas por las bajas. Si acaso por Rakitic pero nada más. Porque los centrales ausentes no eran una garantía de seguridad, precisamente. Faltaba también el lesionado Negredo y es verdad que Babá no fue de lo peor aunque no es menos cierto que, con éste como referencia en ataque, el Sevilla no hizo ni un solo gol -el que figura en su casillero lo hizo Manucho- y así es imposible.

Reyes fue de lo mejor, referencia en el equipo y el único que tiró hacia arriba con algunos centros peligrosos que no fueron aprovechados y algún disparo desviado. Kondogbia no dejó malas sensaciones pero pocos más acompañaron, ni siquiera Navas, muy apagado durante toda la noche. Rabello, que sustituyó a Cicinho en la primera parte, debutó sin éxito aunque estrellara un balón en el palo. Ahora, las miradas del Consejo se centraran en el entrenador. Cierto es que con Míchel el Sevilla no mejora pero tampoco puede ser que todos los entrenadores sean malos. Que Del Nido y su Consejo se mire a sí mismos. El ambiente dentro empieza a oler mal y el miércoles tendrá lugar la Junta de Accionistas, donde los sevillistas podrán exigir y reivindicar. Será la Junta más incómoda para Del Nido en sus diez años y medio como presidente pero nada más. Las miradas volverán a dirigirse al banquillo. El viernes -ya mismo- el Sevilla vuelve a jugar fuera de casa. Y ante el colista. Ahí empezará Míchel a jugarse su futuro como entrenador del Sevilla...

FICHA TÉCNICA:

Sevilla FC: Diego López; Cicinho (Rabello, m.27), Cala, Botía, Fernando Navarro; Medel, Maduro (Kondogbia, m.50); Jesús Navas, Reyes, Perotti (Álex Rubio, m.78); y Babá.

Real Valladolid: Dani Hernández; Rukavina, Jesús Rueda (Peña, m.81), Marc Valiente, Balenziaga; Ebert, Álvaro Rubio (Sastre, m.74), Víctor Pérez, Omar (Bueno, m.84); Óscar y Manucho.

Goles: 0-1, M.01: Ebert. 0-2, M.12: Óscar. 1-2, M.50: Manucho, en propia puerta.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Expulsó por doble tarjeta amarilla al sevillista Medel, que las vio en los minutos 44 y 63. Además, amonestó a los visitantes Rukavina (m.11), Ebert (m.72), Dani Hernández (m.80), Peña (m.89) y Víctor Pérez (m.94), y a los locales Fernando Navarro (m.42) y Cala (m.53).

Incidencias: Partido de la decimocuarta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos veinticinco mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del expresidente del Sevilla Gabriel Rojas.

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana