A vivir que son dos días

Escucha A vivir que son dos días en directo

A vivir que son dos días

A VIVIR...

Lo que hay que oir

A VIVIR...

La redacción de la SER a vista de drone

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

TENIS | OPEN DE AUSTRALIA

Kuznetsova vence a Carla Suárez y deja el cuadro femenino sin españolas

La tenista española Carla Suárez ha perdido contra la rusa Svetlana Kuznetsova (6-2, 4-6, 6-3) en el partido de tercera ronda del Open de Australia, primer Grand Slam de la temporada, por lo que el cuadro femenino del torneo oceánico se queda sin presencia española

EP   19-01-2013 - 15:23 CET

Suárez estuvo a punto de dar la sorpresa pero se vino abajo en los últimos momentos del partido, cuando Kuznetsova demostró su nivel de ranking y se hizo con el pase a octavos de final. La rusa comenzó el encuentro con grandes golpes y la canaria sólo podía seguirlos con la mirada, pero el partido cambió conforme pasaban los minutos.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Tras un 6-2 claro para Kuznetsova, el segundo parcial fue totalmente diferente. La española se encontraba muy cómoda, no tenía nada que perder y arriesgaba mucho en sus golpes. Cometía bastantes errores pero los paliaba con numerosos golpes ganadores que le hacían llevar el ritmo del partido. Kuznetsova no estaba a gusto yendo por detrás en el marcador y consiguió un ''break'' que le hacía igualar el set (4-4), pero Suárez volvió a dar un golpe de efecto y se hizo con el segundo parcial (6-4).

La sorpresa era posible. Suárez estaba jugando como quería, llevaba la voz cantante y Kuznetsova no era capaz de detenerla, hasta que un error no forzado con el revés le hacía perder su saque a la canaria (3-2). La rusa vio que era el momento de atacar y se volcó en cada golpe, hasta hacerse con un nuevo ''break'' (5-2). Aún así, Suárez siguió peleando y pudo recuperar uno de los servicios perdidos, aunque acabó cayendo por 6-3.

Azarenka sufre, Serena gana fácil

La tenista bielorrusa y número uno del mundo, Victoria Azarenka, consiguió su pase a octavos de final, no sin sufrimiento, ante la estadounidense Jamie Hampton (6-4, 4-6, 6-2). La cabeza de serie número uno del torneo realizó un gran primer set, pero se desvaneció por completo en el segundo y llegó a estar al filo de la derrota.

Hampton se fue creciendo conforme pasaban los juegos. La estadounidense se empezó a creer que podía vencer a la número uno mundial y se hizo con el segundo parcial (6-4). Sin embargo, al inicio del tercer set comenzó a tener molestias en las lumbares, lo que le impedía seguir jugando al cien por cien y Azarenka se aprovechó para hacerse con el pase a octavos con un un 6-2.

Por su parte, la estadounidense Serena Williams no tuvo demasiados problemas para deshacerse de la japonesa Ayumi Morita (6-1, 6-3). La americana fue muy superior y no dio ningún tipo de opción a la nipona, que sólo pudo ver cómo Serena golpeaba cada vez más fuerte a la bola y conseguía el pase a octavos de final.

Además, la danesa Caroline Wozniacki se impuso a la ucraniana Lesia Tsurenko (6-4, 6-3), al igual que la rusa Maria Kirilenko, que venció a la belga Yanina Wickmayer (7-6 (4), 6-3).

Más deportes en Cadenaser.com | Fútbol | Baloncesto | Tenis | Fórmula 1

Del Potro descarrila; Federer y Murray, a su ritmo

El argentino Juan Martín del Potro, sexto favorito, se encontró envuelto en la primera gran sorpresa del Abierto de Australia y quedó apeado del torneo tras ser superado por el francés Jeremy Chardy (6-3, 6-3, 6-7(3), 3-6 y 6-3).

El tenista de Tandil, considerado alternativa para cuestionar el dominio de la terna favorita en el primer Grand Slam del curso, descarriló del cuadro antes de alcanzar la segunda semana, en la que no faltarán ni el suizo Roger Federer, segundo cabeza de serie, ni el escocés Andy Murray, tercero.

"No es un buen resultado, desde luego. Sobre todo después de igualar dos sets abajo. Jeremy jugó muy bien en el quinto set.

Mereció ganar el partido. Me rompió el saque y afrontó con tranquilidad el momento final para cerrar el partido", explicó el tenista de Tandil, séptimo del mundo.

Jeremy Chardy, que calificó la victoria como "la mejor" de su carrera, sacó rendimiento de un comienzo fulgurante, en el que desbordó al sudamericano. No le tembló el pulso al galo en el último parcial, después de que Del Potro reaccionara y equilibrara a dos sets el choque.

Chardy, 36 del ránking y que llega por primera vez a la cuarta ronda de Australia, acabó con 20 saques directos y 78 puntos ganadores. Iguala el francés su mejor papel en un ''major'', los octavos de final. Igual que en Roland Garros hace cinco años.

Chardy se encontrará en la cuarta ronda con el italiano Andreas Seppi, que protagonizó otro marcador inesperado. Eliminó al duodécimo favorito, el croata Marin Cilic, también en cinco sets y después de tres horas y 38 minutos (6-7 (2), 6-3, 2-6, 6-4 y 6-2).

Federer y Murray no fallaron. Transitan seguros y a su ritmo. Sin dar opción a sus adversarios, resignados a su suerte habitualmente.

El helvético, segundo favorito, acabó con la gran esperanza local, el australiano Bernard Tomic (6-4, 7-6(5) y 6-1) y sumó la victoria 250 de su carrera en torneos del Grand Slam.

Ganador en Melbourne en cuatro ocasiones (2004, 2006, 2007 y 2010), superó con soltura los contratiempos a los que le sometió su adversario, especialmente en el segundo set, resuelto en un desempate que arrimó al oceánico al triunfo.

Tomic estuvo a tres puntos de igualar a un set. Pero le pudo la presión y la reacción del helvético, que dio la vuelta a la situación y puso la manga de su lado.

Federer se enfrentará en cuarta ronda al canadiense Milos Raonic, decimotercer favorito, que previamente se impuso al alemán Phillipp Kohlschreiber, decimoséptimo, por 7-6(4), 6-3 y 6-4. El tenista canadiense completó el duelo con 23 saques directos para igualar su mejor registro en Melburne.

Murray no terminó muy satisfecho con su juego ante el lituano Ricardas Barnkis, el único superviviente de la fase previa, al que superó por 6-3, 6-4 y 7-5. Un trámite para el escocés, dos veces subcampeón en el Abierto de Australia (2010 y 2011), que lamentó el escaso ritmo dado a la pelota.

El escocés sacó adelante el choque en dos horas y 12 minutos.

EFE

Webs de PRISA

cerrar ventana