Hablar por hablar

Escucha Hablar por hablar en directo

Hablar por hablar

LA SCRIPT

Lo que hay que oir

LA SCRIPT

Robert Downey Jr. quiere cambiar de traje

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Las mejores mascotas de los mundiales de fútbol reciben al armadillo Fuleco

Naranjito, Juanito, Gauchito o Zakumi son algunos de los personajes que aportaron una dosis de simpatía a los mundiales de fútbol

CRISTINA ARMUNIA   26-11-2012 - 13:28 CET

La FIFA ha presentado este lunes la mascota del Mundial de Brasil de 2014. Fuleco es un armadillo futbolero que se suma a una larga lista de mascotas encargadas de dar un toque de color a los mundiales de fútbol. Naranjito, Juanito o Zakumi traen a los más nostálgicos decenas de recuerdos.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
Collage de mascotas

Juanito, Naranjito, Ciao, Footix y Zakumi- (CADENA SER)

Fuleco, un armadillo originario de Brasil, será la próxima mascota encargada de animar a aficionados y jugadores en el próximo mundial de Brasil en 2014. Este armadillo se suma a una larga lista de mascotas que, de un modo u otro, han marcado el devenir de las competiciones futbolísticas.

Normalmente, los animales suelen ser los elegidos para representar a los países: un gallo para Francia, un leopardo para Sudáfrica o un perro para los Estados Unidos. Niños repletos de los estereotipos de cada país también han sido insignia de muchos mundiales: Gauchito en Argentina, Juanito en Méjico o Tip y Tap en Alemania. España, sin embargo, eligió una naranja.

Naranjito fue la mascota del Mundial de Fútbol organizado por España en 1982. Este personaje, ideado por los publicistas María Dolores Salto y José María Martín Pacheco, era una naranja sonriente y colorida con la camiseta de la Selección Española. Los publicitas comentaron que querían huir de la idea del toro y la pandereta, y que un día al ver naranjas se preguntaron "¿Por qué no?". Al principio, Naranjito tuvo más detractores que seguidores, no obstante, con el paso de los años, el motivo se ha convertido en el icono de una generación.

Las mascotas con forma humana son muy usuales. Juanito fue la mascota elegida por Méjico para representar su mundial de 1970. Juanito es un niño regordete, de ojos rasgados al que se le ve el ombligo porque le queda algo corta la camiseta. Juanito lleva un sombrero mejicano de grandes dimensiones y sonríe mientras posa su bota sobre un balón de fútbol.

Tip y Tap fueron las mascotas del Mundial de la Alemania Federal de 1974. En este caso, Tip y Tap no solo son una mascota. Son dos hermanos diferentes: el primero bajito y moreno; el segundo rubio y alto (con forma de salchicha), que querían ser un símbolo de unidad entre las dos Alemanias.

También hay diseños abstractos, como el de Italia de 1990. Ciao es una figura 'futurista' compuesta de barras rectilíneas coloreadas con los colores de la bandera italiana que representan el cuerpo de un futbolista con cabeza de balón. Este personaje ha sido uno de los más criticados de la historia, sobra explicar los motivos.

En la misma senda que Italia con Ciao se encuantra Los Spheriks: Ato, Kaz y Nick, criaturas futuristas y extrañas, mascotas del mundial de Japón y Corea del sur de 2002. Ato es el entrenador; Kaz y Nick son los jugadores. Los creadores explicaron que estas tres figuras no eran humanas porque estaban hechas de energía.

En los últimos años, los animales han copado todo el protagonista. Francia eligió para su mundial de 1998 la figura de un gallo azul y roja llamado Footix. Alemania optó por un león futbolista para su mundial de 2006. El leopardo de Sudáfrica 2010 llamado Zakumi trae a todos los españoles dulces recuerdos. Su nombre significa "ven aquí".

A esta lista de mascotas con forma de animal se suma Fuleco, que es un armadillo autóctono de Brasil que se encuentra en peligro de extinción. Esta mascota es azul y amarilla, y además de ser la encargada de promover la pasión por el fútbol, está ideada para transmitir a los embajadores de todo el mundo la importancia de la conservación del medio ambiente. Su nombre es la combinación de: Fuleco (fútbol) y ecología.

Webs de PRISA

cerrar ventana