La Ventana

Escucha La Ventana en directo

La Ventana

PLAY GASTRO

Lo que hay que oir

PLAY GASTRO

La mejor guía para conocer la gastronomía de La Coruña

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Radio Madrid

La Asamblea de Madrid veta a los invitados para impedir las protestas

La oposición denuncia el "oscurantismo" del PP tras la decisión del presidente de la Cámara

FELIPE SERRANO / AGENCIAS   11-12-2012 - 17:26 CET

Todos los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid se han opuesto este martes a la decisión del presidente del Parlamento regional, José Ignacio Echeverría, de prohibir la presencia de invitados de los grupos políticos en los plenos de la Cámara parlamentaria.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

PSOE e IU han criticado hoy la decisión de la Asamblea de Madrid de suspender la presencia de invitados en la tribuna durante los plenos para evitar altercados, una medida que tachan de "oscurantismo" para que los ciudadanos no sepan qué ocurre durante los debates. Así lo han asegurado durante una rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces, en la que, según han admitido, ha habido una discusión larga y "acalorada" sobre esta cuestión.

Durante el pleno del pasado miércoles, en el que se debatían y votaban las enmiendas a la totalidad a los presupuestos, el presidente de la Asamblea tuvo que echar en varias ocasiones a los invitados del PSOE y de IU que se encontraban en la tribuna por gritar contra las medidas sanitarias del Gobierno regional. Como consecuencia de la última expulsión, se enzarzaron en una discusión el portavoz económico del PP, Pedro Muñoz Abrines, y otros diputados socialistas, lo que provocó que el presidente de la Asamblea, José Ignacio Echeverría, suspendiera temporalmente el pleno.

Para el portavoz del PSOE, Tomás Gómez, la decisión de prohibir invitados en la tribuna es "lamentable", "equivocada", que "atenta contra la democracia" y "contribuye a proyectar más oscurantismo" en la Asamblea, que "en los últimos días llega a unos niveles preocupantes". Tomás Gómez ha dicho, a este respecto, que en la manifestación que tuvo lugar en la calle el pasado miércoles hubo un detenido al que introdujeron en la Asamblea y que "parece que acabó en la enfermería". "Todo esto ocurre en un Parlamento sin que se dé información, y se le llama oscurantismo". El portavoz socialista ha recordado que la Asamblea "es la casa de los madrileños, no del PP", y los ciudadanos "tienen derecho a venir y presenciar los debates, que sepan lo que está haciendo el PP con su futuro".

Gregorio Gordo, portavoz de IU, ha opinado que no dejar pasar invitados es como intentar "poner puertas al campo" ante el "conflicto social" que hay en las calles de Madrid, y supone querer "convertir la Asamblea en una fortaleza aislada e insensible a lo que sucede fuera". Igual que Tomás Gómez, Gregorio Gordo ha considerado que la Asamblea debería explicar por qué se introdujo en el edificio a un manifestante que fue detenido "y apaleado", "convirtiendo el garaje en una especie de calabozo". Además, el portavoz de IU ha negado que su grupo o el socialista estuvieran "orquestados" con los invitados de la tribuna o con los manifestantes de la calle para boicotear el pleno, y ha remarcado que sus diputados simplemente participaron momentáneamente en la manifestación de la calle para protestar, junto a los ciudadanos, por los despidos en Telemadrid y las privatizaciones en sanidad, como hacen en muchas otras protestas.

Por su parte, el portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha "lamentado" lo ocurrido en el último pleno y también la suspensión de los invitados, y ha pedido a Echeverría que esta suspensión sea "lo más limitada posible" en el tiempo, porque "es fundamental que el debate se haga con público presente". Con todo, De Velasco ha criticado que PSOE y PP pasen de mantener una acalorada discusión sobre este tema a "acordar repartirse" los consejeros en la Cámara de Cuentas, "y todos tan contentos".

Desde el PP, su portavoz en la Cámara, Íñigo Henríquez de Luna, también ha considerado "injusta" la decisión de impedir la presencia de invitados porque elimina esa posibilidad a todos los grupos parlamentarios cuando quienes fueron expulsados fueron los invitados del PSOE y de IU, que "de forma escalonada" interrumpieron al diputado del PP que estaba en uso de la palabra para "torpedear el desarrollo del pleno". No obstante, ha dicho que su grupo "respeta y acata" la decisión de Echeverría. Henríquez de Luna ha criticado que la oposición intente "distraer" la atención con "hechos accesorios", como la detención de un manifestante, cuando lo que ocurría el pasado miércoles en el exterior de la Asamblea era un "asedio y acoso" al Parlamento reunido, un acto "de extrema gravedad", y por eso ha considerado una "irresponsabilidad" por parte del PSOE y de IU "amparar un acto ilegal".

Echeverría comunicó su decisión a los grupos durante la reunión de la Mesa que se celebró ayer, en la que recordó los gritos proferidos por los invitados que se encontraban en la tribuna durante el pleno del pasado miércoles en contra de las medidas sanitarias que pretende poner en marcha el Gobierno regional. "Quiero comunicarles que, después de lo ocurrido en el último pleno, que trajo como consecuencia la suspensión del mismo en cuatro ocasiones para expulsar a invitados, esta Presidencia ha decidido, amparándose en los artículos 55, 137 y 138 de nuestro Reglamento, así como en el informe jurídico de nuestros servicios de fecha 9 de febrero de 2006, suspender hasta nueva decisión las invitaciones de los grupos políticos", explicó el presidente.

Echeverría recordó que ya en diciembre del pasado año y en enero de 2012 tuvo que pedir a los grupos parlamentarios su colaboración para que sus invitados "se comportasen con la debida corrección" en la tribuna durante los plenos, "como exige el Reglamento". "Dado que continúan produciéndose altercados en la tribuna de invitados es por lo que esta Presidencia les comunica su decisión", zanjó.

No es la primera vez que la Asamblea de Madrid toma la decisión de cerrar la tribuna de invitados; ya ocurrió en la pasada legislatura, por orden de la entonces presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, quien el 13 de mayo de 2009 decidió suspender la presencia de invitados como consecuencia de los altercados que se habían producido en el pleno celebrado el 7 de mayo. Aquel día varias decenas de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo increparon en el hemiciclo a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y en la calle lanzaron tuercas, piedras y cubitos de hielo contra el Parlamento. La suspensión duró tres semanas, hasta el 4 de junio de 2009, cuando se volvió a permitir la presencia de invitados en la tribuna con condiciones, como que si un invitado era desalojado del hemiciclo por alterar el orden no podría volver en toda la legislatura, y el grupo parlamentario que le invitó sería penalizado sin poder invitar a nadie durante dos plenos.

Otra condición impuesta para volver a admitir invitados era que los ciudadanos que quisieran asistir al Parlamento deberían firmar a su llegada un escrito en el que se dieran por enterados de las reglas que debían regir su comportamiento durante las sesiones (no hablar, no aplaudir, no arrojar objetos, no exhibir pancartas) y de las "responsabilidades penales" en las que podrían incurrir si las vulneraran.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana