Hablar por hablar

Escucha Hablar por hablar en directo

Hablar por hablar

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

Ucrania, Italia, Nueva York... un recorrido por el mundo

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Radio Madrid

Cien días al compás de Mariano Rajoy

Ana Botella cumple cien días como alcaldesa de Madrid marcados por ajustes y recortes impopulares. El PP alaba su gestión. La oposición cree que no se ha ganado todavía el puesto

ESTHER REDONDO   05-04-2012 - 12:24 CET

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Cien días lleva ya gobernando Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid. Cien días que se resumen en un documento que ha elaborado el gobierno muncipal donde se da cuenta de todas las medidas que se han adoptado en éstos primeros meses. Dice el gobierno popular en ése documento que los cien primeros días de Ana Botella como alcaldesa han estado marcados por "la búsqueda de soluciones para dotar de una mayor eficacia y eficiencia a la gestión municipal, garantizando el normal funcionamiento de la ciudad". Cien días en los que se ha profundizado en "una línea de ahorro y austeridad para reaccionar a las necesidades surgidas del nuevo escenario económico".

Lo cierto es que las primeras decisiones del gobierno de Ana Botella han tenido un indudable contenido económico. La alcaldesa ha seguido en todo momento la pauta marcada por Mariano Rajoy con recortes y ajustes impopulares....pero necesarios para hacer frente a una situación donde Madrid sale retratada como la ciudad más endeudada de España. Y de éso no tiene la culpa el PSOE.

Aseguran en el PP que han sido cien días muy intensos, en los que Botella ha demostrado tener experiencia política, capacidad de gestión y estrategia para sacar a Madrid de la crisis. "Ha habido coherencia y continuidad en éstos primeros cien días", señala el portavoz popular Pedro Calvo. Y añade, "Ana Botella al igual que otros estamos en el gobierno municipal desde hace nueve años y lo que hay es continuidad y experiencia. No ha llegado una persona desconocida. Ha sido concejala de Servicios Sociales, Movilidad, Medio Ambiente y ahopra alcaldesa. Es de los alcaldes que ha llegado al Ayuntamiento con mejor preparación y experiencia".

Botella tiene todavía tres años por delante para ganarse a los madrileños, porque lo suyo fue un puesto heredado. En su entorno no dudan de que con el tiempo tendrá perfil político propio alejado del que es, según sus propias palabras, su única referencia política: José María Aznar. En éstos primeros días la alcaldesa de Madrid se ha instalado en la prudencia, prefiere quedarse corta en sus declaraciones públicas a meter la pata. Y se esfuerza en demostrar que está muy comprometida con el cargo que representa.

La oposición hace balance

En la oposición reconocen que Botella gana en la distancia corta y que mantiene una relación impecable y respetuosa con todos los grupos. Eso sí, aseguran que a día de hoy no ha buscado el consenso de la oposición para sacar adelante ni un acuerdo político. Su perfil, declaran abiertamente en la oposición, es de derechas y conservador.

Desde el PSOE, Jaime Lissavetzky asegura que a Botella le falta legitimidad. Que Madrid está en parálisis administrativa y que su gobierno se comporta como una "apisonadora" con su mayoría absoluta. Botella es el capitán de un barco, según el PSOE, que no sabe dónde va. "No ha ejercido ningún tipo de liderazgo. No sabe adónde llevar a éste Ayuntamiento. Que a lo largo de éstos meses sólo habla de ajuste y de austeridad. Todos estamos de acuerdo con esa austeridad, que es necesaria, pero la legitimidad que yo le pedía que se ganara no se la ha ganado hasta el momento. Veo a una persona que le han puesto al frente de un barco pero no sabe bien dónde va, cúal es su hoja de ruta. Va sin rumbo y con una tripulación tocada", dice el portavoz socialista.

Ángel Pérez, portavoz de IU, apunta que Botella en éstos primeros días ha aplicado en el Ayuntamiento la misma medicina política que su antecesor. "La lógica de gobierno de Gallardón es la de Ana Botella, es la lógica de gobierno del PP. Y es una lógica que se está demostrando partidaria de que la crisis la han generado unos pocos pero la vamos a pagar la mayoría. Estamos ante una política de derechas, conservadora y con todos los pronunciamientos desfavorables por parte de la izquierda", según Pérez.

David Ortega pide más valentía a la alcaldesa en su gestión. "Creo que tiene que ser valiente para racionalizar el organigrama, sobre todo por arriba, y hacer una gestión más eficaz de cara a los ciudadanos. Lo que está haciendo ahora con el Plan de Ajuste es que los que van a pagar van a ser los ciudadanos de Madrid, y dentro del Ayuntamiento los funcionarios, los que tienen sueldos más bajos. Tiene que ver la realidad, como por ejemplo en el tema del Medio Ambiente", cree Ortega.

Los tres grupos coinciden en señalar que a Botella le falta todavía recorrido político y que, a veces, más que alcaldesa parece una actriz interpretando un papel.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana