Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

ALFRED BOSCH

Lo que hay que oir

ALFRED BOSCH

"Las gaitas de Escocia llaman a Moncloa"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Documento sin título

Elecciones, marejada en la Justicia y desafío soberanista

Repaso en clave nacional a un año intenso en lo electoral, muy movido en el terreno judicial y pendiente del anhelo independentista catalán.

ANA MARTÍNEZ CONCEJO / DOCUMENTACIÓN SER   18-12-2012 - 14:38 CET

Ha sido 2012 un año eminentemente electoral: catalanes, vascos, gallegos, andaluces y asturianos han pasado por las urnas. También han sido doce meses muy convulsos en la Justicia, se ha cumplido el primer año de Gobierno de Rajoy, con un PSOE en horas bajas, y las aspiraciones soberanistas catalanas han hecho correr ríos de tinta.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Los resultados del 25-M trajeron la victoria del PP en Andalucía, pero no su mayoría absoluta. Javier Arenas se quedó por cuarta vez a las puertas del Palacio de San Telmo y José Antonio Griñán fue investido presidente de la Junta el 3 de mayo.

También en mayo fue investido presidente del Principado de Asturias el socialista Javier Fernández, después de hacerse con el escaño de la disputa. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) había anulado parte del voto inmigrante, quitándole así un diputado al PSOE y dándoselo a Foro Asturias. Sin embargo, el Tribunal Constitucional (TC) devolvió ese escaño en liza a los socialistas.

En Galicia, sin sorpresas, Alberto Núñez Feijoo renovó su mayoría absoluta. La noche del 21 de octubre el PP respiró aliviado con este triunfo y presentó el resultado como un aval a las políticas de Rajoy.

El PNV ganó las elecciones en Euskadi e Iñigo Urkullu se convirtió en el nuevo lehendakari. La victoria nacionalista vino acompañada de la entrada de EH Bildu en el Parlamento vasco, como segunda fuerza más votada, y del descalabro de los socialistas, que muchos consideraron un excesivo castigo para Patxi López.

En Cataluña, Artur Mas no logró la mayoría absoluta que pidió para su proyecto soberanista. CiU tuvo una amarga victoria: perdió 12 escaños y su porcentaje de voto fue el más bajo en unas elecciones catalanas. La apuesta de Mas no dio resultado y fue ERC quien captó los votos del clamor independentista que se despertó tras la Diada. La formación republicana encabezada por Oriol Junqueras tuvo una subida espectacular y se convirtió en la segunda fuerza en el Parlament.

En 2012 se ha cumplido el primer año de Gobierno de Mariano Rajoy, doce meses llenos de promesas incumplidas: dijo que no habría copago sanitario, que no subiría el IVA, que no habría banco malo, tampoco 'amnistía fiscal', que no iba a abaratar el despido y que no tocaría las pensiones. La realidad fue otra y como broche a tanto incumplimiento, el presidente justificó los recortes escudándose en la mala situación que le dejaron los socialistas. A pesar de que en su investidura se comprometió a no echar la culpa a la 'herencia recibida', Rajoy sentenció: "el PSOE carga con una culpa histórica". Un Partido Socialista que tuvo que digerir varios descalabros electorales y atenuar en lo posible el 'runrún' sobre la crisis de liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba y la conveniencia o no de convocar unas primarias.

Y marejada en la Justicia. La Ley de Tasas Judiciales unió a jueces, fiscales, abogados, funcionarios y usuarios frente Ruiz-Gallardón. Todas las voces críticas señalaron la inconstitucionalidad de las tasas y lamentaron la falta de diálogo del ministro de Justicia. Con polémica aprobó también el Gobierno la reforma del Código Penal, que incluye la prisión permanente revisable. Pena para los delitos más graves de cuya constitucionalidad duda un informe del Poder Judicial.

Por fin en junio, y tras 52 meses de retraso, PP y PSOE se pusieron de acuerdo para la renovación de cuatro magistrados del Tribunal Constitucional (TC). Tomaron posesión como nuevos miembros de este órgano: Juan José González, Andrés Ollero, Encarnación Roca y Fernando Valdés.

"No tengo conciencia de haber hecho nada malo, pero la situación era insostenible", así anunció Carlos Dívar su dimisión. El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se marchó tras el escándalo de sus viajes. Gastos en restaurantes y hoteles de lujo, entre 2008 y 2012, que Dívar cargó a los presupuestos de este órgano judicial.

Y la guinda a este repaso puede ser la dimisión del diputado del PP Santiago Cervera, tras su detención por un supuesto intento de chantaje al presidente de Caja Navarra (CAN), José Antonio Asiaín. Cervera aseguró que "le pudo la curiosidad" y denunció que todo era un montaje. Trampa o no, lo cierto es que un sobre escondido en la muralla de Pamplona puso un insólito fin a su carrera política.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana