La Ventana

Escucha La Ventana en directo

La Ventana

TODO POR LA RADIO

Lo que hay que oir

TODO POR LA RADIO

Montoro, 'El castigador' y Pujol, a lo 'Breaking Bad'

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Muere el periodista Antonio Domínguez Olano

El periodista, que trabajó en la Cadena SER como reportero, ganó prestigio gracias a sus recorridos por África y por acompañar en sus viajes a Fidel Castro

ÁNGELES AFUERA   29-12-2012 - 14:14 CET

Era el más veterano de la radio, un dinosaurio de las ondas, solía decir de sí mismo, pero seguía teniendo la misma vitalidad de siempre pese a sus piernas, ya cansadas, y una memoria formidable que admiraba a cualquiera. Estar con él diez minutos era entrar en el túnel del tiempo de la mano de Dalí, de Picasso, del Che Guevara ¿A quién no había entrevistado Antonio D. Olano en sus largos años de vida profesional?

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Nació en Villalba, Lugo, y cuando llegó a Madrid era un jovenzuelo con tantas ganas de aventura como de escribir. Las dos cosas le dio la vida justo cuando se quitó el Domínguez, su primer apellido, y se dejó una enigmática D. entre Antonio y Olano.

Trabajó en los diarios 'El Alcázar' y 'Pueblo' cuando nació en ellos una cantera de reporteros - Yale, Manolo Alcalá, él mismo- que escribían y vivían en mitad de la farándula de la época. Olano llegó a la SER entonces y fue productor y guionista de uno de sus programas más populares: 'El Consejo del Doctor', cuya voz principal era ni más ni menos que la del yerno de Franco, el marqués de Villaverde.

Lejos de acomodarse, Olano recorrió el mundo, de África a Cuba, donde acompañó a Fidel Castro en su bajada desde Sierra Maestra a La Habana, y recibió años después al Che en Madrid: en pleno franquismo el guerrillero se paseó con su traje verde oliva por la Gran Vía e incluso se abrieron para él unos grandes almacenes, porque era domingo y quería comprarse una máquina de escribir.

Pero junto al perfil periodístico de este gallego que hoy nos deja, habrá que hablar de su otra faceta: autor teatral de éxito, especialmente en aquellos café-teatro donde se representaban textos que mezclaban desparpajo político y destape cuando la censura todavía mandaba mucho. Sus obras 'Madrid, pecado mortal', 'Cara al sol con la chaqueta nueva' o 'Las divinas' tuvieron un gran éxito en esas salas, hoy casi desconocidas.

Olano escribió novelas, biografías, guías de viajes, miles de artículos sobre toros, su gran afición, y otros tantos miles de críticas teatrales. Vivió una vida de noche, fue amigo de golfos, de toreros y de artistas, como Pablo Picasso, a quien dedicó parte de su obra literaria. Prestó sus servicios al Atlético de Madrid, en la era Gil, y fue siempre un incondicional de Manuel Fraga, su paisano.

Y cuando ya había pasado la época de la máquina de escribir y el humo de cigarro en las redacciones, siguió viniendo por la SER a hablar en 'Hoy por hoy Madrid' de lo divino y lo humano o a darse una cuchipanda con sus compañeros de programa y quien quisiera pegarse, porque hasta el final fue un entusiasta de la vida, del buen comer y del mejor charlar.

Comentarios - 1

Página 1 de 1

  • 1

    Brum 29-12-2012 14:55:20h

    Un gran periodista. Descanse en paz.

Página 1 de 1

El periodista, que trabajó en la Cadena SER como reportero, ganó prestigio gracias a sus recorridos por África y por acompañar en sus viajes a Fidel Castro

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana