Matinal SER

Escucha Matinal SER en directo

Matinal SER

A VIVIR...

Lo que hay que oir

A VIVIR...

La redacción de la SER a vista de drone

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Radio Madrid

Operación Muleta: cae una banda especializada en el robo de telefonía móvil a gran escala

Se les imputa la autoría de una decena de hechos delictivos. Utilizaban pelucas y caretas para ocultar su identidad y vehículos de alta gama para darse a la fuga.

ALFONSO OJEA   02-06-2011 - 12:31 CET

En uno de los asaltos, bloquearon el paso a un transportista de Pinto, le sacaron a la fuerza del camión y, tras golpearle, le introdujeron en el maletero de un coche para así robar el vehículo y toda su mercancía. Después, la víctima fue abandonada en la carretera de circunvalación M-45, en Getafe.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Se ha tratado de una operación conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil que comenzaba en noviembre del año pasado tras recibirse numerosas denuncias de asaltos por el procedimiento del 'alunizaje ' en Las Rozas, Majadahonda, Boadilla del Monte y Parla. En su mayoría eran establecimientos de telefonía móvil.

Sin embargo, la banda decidió dar un giro a su actividad delictiva y paso a asaltar a camiones que transportaban móviles de última generación. De hecho, en Pinto hace siete meses, los ladrones cierran el paso a un camionero, le golpean con violencia y le retienen durante casi una hora dentro del maletero de un coche.

El botín estaba en el interior del transporte pesado con un valor de decenas de miles de euros que fueron rápidamente trasladados a otros coches previamente sustraídos.

Todas sus actuaciones delictivas estaban perfectamente coordinadas, los delincuentes realizaban tareas específicas, y contaban con una completa información de sus objetivos.

Utilizaban inhibidores de frecuencia para inutilizar las alarmas, vehículos de alta gama con los que huían habían sido previamente robados y, en ocasiones, sustituían las placas de matrícula de los automóviles para dificultar su localización.

En todos los robos los asaltantes desfiguraban su aspecto físico con pelucas y caretas, no dudando en utilizar la violencia si el robo se complicaba. De hecho, en el mes de febrero, durante un atraco a una gasolinera de Guadalajara, intentaron atropellar a agentes de la Policía Nacional que acudieron al aviso. Los agentes consiguieron el arresto de dos individuos que ingresaron en el Centro Penitenciario de Alcalá de Henares por orden de la Autoridad Judicial. Aquí comenzó el final de esta banda.

El nombre de la operación Muletas era asignado por los agentes porque uno de los integrantes de la red se hacía pasar por paralitico para así pasear por los polígonos industriales y realizar vigilancias de sus objetivos

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana