Hora 25

Escucha Hora 25 en directo

Hora 25

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

La regeneración política y democrática, a debate

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

El Supremo confirma diez años y tres meses de cárcel para el violador de Es Castell

Rechaza el recurso del condenado, que violó a una joven y agredió a otras cinco en 2010

ALBERTO POZAS   15-12-2012 - 16:58 CET

El Tribunal Supremo ha confirmado los diez años y tres meses de cárcel que la Audiencia de Palma de Mallorca impuso el pasado mes de marzo a Miguel Ángel Capo Pons, quien agredió sexualmente a seis jóvenes en el año 2010. La Sala de lo Penal rechaza todos los argumentos del recurso del condenado, y confirma también las cantidades de entre 600 y 3.700 euros con las que tendrá que indemnizar a sus víctimas.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

El Tribunal Supremo ha confirmado la pena de diez años y tres meses de cárcel para Miguel Ángel Capo Pons, quien violó a una joven e intentó hacer lo mismo con otras cinco mujeres en las localidades menorquinas de Maó y Es Castell.

Fue en el mes de abril del año 2010 cuando el condenado, que por aquel entonces tenía diecinueve años de edad, violó a una joven de madrugada. A lo largo de los próximos cuatro meses, intentó hacer lo mismo con otras cinco mujeres, si bien éstas consiguieron escapar. Fue detenido por las fuerzas de seguridad el 15 de julio de ese mismo año.

La Audiencia Provincial de Palma de Mallorca condenó en marzo al joven a diez años y tres meses de cárcel, por un delito de agresión sexual, otros tres delitos de agresión sexual en grado de tentativa y otros dos de agresión sexual consumados.

De la misma manera, la sentencia de la justicia balear obligó al condenado a indemnizar a sus seis víctimas con cantidades que oscilan entre los 600 y los 3.500 euros.

Es ahora la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo quien confirma todos los aspectos de la condena, rechazando el recurso interpuesto por la defensa del acusado. El Alto Tribunal da por probado que la intención del condenado fue la de agredir sexualmente a todas sus víctimas aunque no lo consiguiera en los seis casos, tesis defendida en su recurso.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana