SER Deportivos

Escucha SER Deportivos en directo

SER Deportivos

PLAY GASTRO

Lo que hay que oir

PLAY GASTRO

Hablamos del Sant Jordi con el chef Sergio Torres

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

El Supremo confirma los treinta años de cárcel para 'Cabeza de cerdo'

Obligó a prostituirse a jóvenes rumanas, una de ellas menor de edad a la que también obligó a abortar

ALBERTO POZAS   15-11-2012 - 13:31 CET

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de treinta años de cárcel para Ioan Clamparu, alias "Cabeza de cerdo", responsable de haber obligado a cinco jóvenes rumanas a prostituirse en la Casa de Campo de Madrid. Tendrá que indemnizar con más de 30.000 euros a una de las jóvenes, menor de edad, a la que también obligó a abortar.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena treinta años de cárcel que la Audiencia Provincial de Madrid impuso a Ioan Clamparu, alias "Cabeza de cerdo", que obligó a prostituirse a cinco jóvenes rumanas el pasado año 2000 en la Casa de Campo de Madrid. También confirma las cantidades con las que deberá indemnizar a las jóvenes, que llegan hasta más de 30.000 euros en el caso de la menor a la que obligó a abortar.

Las jóvenes rumanas recibían una oferta de trabajo en su país, pero eran obligadas a prostituirse cuando llegaban a España. Se les quitaba el pasaporte y tenían que entregar todo el dinero que ganaban mientras se prostituían en la Casa de Campo de Madrid.

Es ahora la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo quien confirma la pena impuesta por la Audiencia Provincial de Madrid en febrero de 2012. Lo ha hecho inadmitiendo de plano todos los motivos del recurso presentado por la defensa de Clamparu. La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Juan Saavedra, declara sobradamente probado que el condenado obligó a las cinco jóvenes a ejercer la prostitución bajo amenazas y violencia física, y teniendo éstas que entregar todo el dinero al acusado. Alega que "sólo una conclusión arbitraria o irracional podría generar la anulación de las pruebas de cargo".

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana