Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

PUNTO SER PARTIDO

Lo que hay que oir

PUNTO SER PARTIDO

"Llevo muchos antibióticos y dolor de estómago"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

La trama habría intentado extorsionar a su contacto de Andorra con conversaciones grabadas

El trabajador de un banco que les facilitaba el blanqueo de dinero desde Andorra dejó de colaborar con ellos cuando se endureció la legislación

ALBERTO POZAS   06-12-2012 - 19:10 CET

La trama criminal supuestamente dirigida por Gao Ping quiso extorsionar a su contacto en un banco de Andorra cuando éste decidió dejar de colaborar con ellos en el envío de dinero negro al extranjero. Habría grabado conversaciones que probaban la actividad ilegal realizada por el trabajador del banco, y amenazaron con hacerlas públicas cuando el banco cerró las cuentas de la trama en Andorra ante un endurecimiento de las leyes anti-blanqueo de capitales.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

El entramado empresarial utilizaba supuestamente, entre otros canales de blanqueo, cuentas bancarias en Andorra para poder enviar grandes sumar de dinero negro a China. Rafarel Pallardó, apodado como "El Español" dentro de la trama, tenía un contacto en la sede andorrana de un banco que le permitía realizar "fuertes ingresos de dinero en efectivo sin justificar, para posteriormente transferirlo al extranjero". Cuando el trabajador del banco decidió dejar de ayudarle a enviar dinero sin declarar a China, el entramado criminal, necesitado de dinero, habría intentado extorsionarle con grabaciones que probaban su colaboración con la trama criminal.

El trabajador de la entidad bancaria tomó su decisión de dejar de colaborar con el entramado criminal cuando, desde el Consejo de Administración del banco comunicaron el cierre de todas las cuentas relacionadas con Pallardó. El motivo: un posible endurecimiento de las leyes contra el blanqueo de capitales en Andorra, y la decisión de la entidad de cerrar las cuentas de Pallardó, sospechosas de incurrir en esta actividad ilícita "por hacer muchos ingresos en efectivo". Según le habría explicado su colaborador, "siempre te estamos pidiendo los datos de causas en movimiento en efectivo, pero esta vez no los has entregado así que a la mierda, te cerramos las cuentas".

Rafael Pallardó, supuesta mano derecha de uno de los presuntos cabecillas de la trama, "Weijun", recibió esta noticia con alarma y habría intentado que su contacto siguiera colaborando con ellos en las labores ilegales de blanqueo de capitales. Habría elaborado una estrategia de extorsión, amenazando con hacer pública una grabación de cuarenta minutos que, supuestamente, demostraba la implicación de su contacto en las operaciones ilegales de blanqueo de capitales. También habría alegado saber que su colaborador del banco seguía haciendo negocios supuestamente ilícitos en Madrid y Barcelona.

"No me quedan más cojones que seguir aquí"

Una vez cerrada esta vía de envios de dinero a China, la trama criminal supuestamente encabezada por Gao Ping se habría visto en complicaciones, significando un descenso de la cantidad de dinero blanqueado para pagar deudas e invertir en el sector inmobiliario. Habría comenzado a barajar otras posibilidades, como volver al sistema de envío físico del dinero con trabajadores de sus empresas, o también valerse de cuentas bancarias paraísos fiscales. Weijun, uno de los supuestos líderes de la trama, comenta en algunas de las conversaciones telefónicas intervenidas por las autoridades que "El Español ya no funciona normal, el banco le está poniendo trabas", mientras contemplan el envío físico de dinero a través de trabajadores de sus empresas.

Mientras tanto, Pallardó habría intentado buscar la manera de seguir sacando dinero a través de la entidad bancaria de Andorra, manteniendo una conversación con otro contacto en el banco. La conversación telefónica termina con una reflexión de Pallardó: "llevamos demasiado tiempo en esto, ¿y si nos quitamos de enmedio?" a lo que su interlocutor habría contestado que "no puedo, no me quedan más cojones que seguir aquí".

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana