Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

ESPECIAL

Lo que hay que oir

ESPECIAL

Veinte años de inmigración en Canarias

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Los voluntarios del Prestige, vivir por y para el chapapote

Miles de voluntarios durante meses dedicaron todo su tiempo a limpiar las playas de la masa negra y viscosa que había emanado del Prestige

ANA MARTÍNEZ CONCEJO / DOCUMENTACIÓN SER   13-11-2013 - 16:18 CET

Fueron sin duda protagonistas. Su esfuerzo en la lucha contra la marea negra procedente del petrolero fue una ola de solidaridad que inundó, como el chapapote, las costas gallegas.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Procedentes de muchos puntos de España y también de fuera de nuestras fronteras, llegaron a Galicia dispuestos a ayudar. Sin pensar en qué consecuencias tendría para su salud pasar horas recogiendo chapapote de las playas, se enfundaron en monos de plástico blanco y con guantes y mascarillas, se pusieron manos a la obra.

De sol a sol recogieron más de 100.000 toneladas de aquella pasta negra y pegajosa en duras e intensas jornadas de trabajo. Una ingrata e interminable labor porque la marea traía constantemente nuevas manchas de fuel. Entonces, con lágrimas en los ojos, los voluntarios reconocían su impotencia ante la magnitud de la tragedia.

La espontánea Marea Blanca que limpió incansable los rincones de la Costa da Morte se ganó para siempre el reconocimiento y la gratitud de sus gentes. Además, para muchos fue sin duda un ejemplo de cómo los ciudadanos a veces superan con creces el nivel de los políticos.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana