Acento Robinson

Escucha Acento Robinson en directo

Acento Robinson

RAJOY EN EL SENADO

Lo que hay que oir

RAJOY EN EL SENADO

"Quiero pedir disculpas a todos los españoles"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Gastro

Entrevista: CARLOS GONZÁLEZ

"En las escuelas debería explicarse que somos el país con más viñedos del mundo"

El director de la Guía Peñín cree que en España falta cultura del vino

CARLOS G. CANO   04-12-2012 - 17:12 CET

Cuando acabó la carrera (de Enología) se fue a Zamora a elaborar vino pero acabó "desencantado" porque no le hacían mucho caso. Decidió entonces irse a Valencia, a trabajar en una tienda, y allí, con más de 1.000 referencias en las estanterías, acabó echando mano de la guía que ahora dirige. "O los probaba todos o o me fiaba de alguien", dice. A sus treinta y pocos, Carlos González es una de las personas que más vinos cata en España. Describe la Guía Peñín como una especia de vademécum y lamenta que se siga relacionando el mundo del vino con la exclusividad o los entendidos.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

¿Qué es la Guía Peñín?

Intentamos ser el vademécum de los vinos. Pero, más que al estilo de una guía telefónica, con los vinos y su puntuación, lo que procuramos es interpretar las regiones. Fuimos a Rioja en mayo, por ejemplo, y catamos unos 1.200 vinos. Una muestra tan grande nos da una visión general de la región.

¿Cómo trabajáis?

Catamos durante siete meses: de enero a julio. Tocamos todas las zonas y abarcamos casi el 85% de las marcas presentes en el mercado.

¿Y quién cata?

Somos tres catadores profesionales: dos con estudios enológicos y un periodista. Nos repartimos los vinos pero raro es el viaje al que va uno solo. Solemos consensuar... Y bueno, luego nos ayuda José Peñín.

¿Quién es Peñín?

¡Un personaje! Un hombre de 69 años, hecho a sí mismo. No tiene formación técnica pero fue él quien inició el camino de la prescripción del vino en España. A finales de los 70 empezó a viajar a las zonas de producción. Probaba vinos y los valoraba, así que tiene en la cabeza los últimos 30 años del vino en España.

Según la Guía Peñín, este año los vinos españoles son mejores: ha aumentado la nota media y también el número de vinos excepcionales.

Así es. ¡Y con una gran relación calidad-precio! La calidad del vino español nunca había sido tan alta. Cuando yo llegué a la Guía, la media de los vinos estaba en los 83 puntos. Ahora ronda los 88. O sea que, aunque ahora catamos 3.000 vinos más, la media ha subido cinco puntos en cinco años...

¿Cómo puntuáis?

Nos regimos por un sistema de puntuación que va de 50 a 100. Cuanto mejor es el vino, más puntuación le damos. 50 sería un 0 y 100, un 10. Y tenemos en cuenta valores varietales, de zona, de equilibrio. Que si es un vino joven sea frutal y fresco, que si tiene crianza se note la madera pero tampoco domine... Los vinos excepcionales son los que están por encima de 95. ¡La crème de la crème!

¿Es el mismo sistema que usa la Guía Parker?

¡El mismo! El sistema americano. Nosotros solemos ir dos o tres puntos por debajo de Parker. Al menos cuando puntuaba Jay Miller. Ahora, con Neil Martin, por lo que he ido viendo, vamos más o menos a la par.

Ha habido mucha controversia, con ese cambio de criterio en Parker. Se dice que antes premiaban el riesgo y ahora lo más tradicional...

La moda estadounidense es volver a los clásicos y Neil Martin ha puntuado muy alto a los Arganzas y los Cvnes de los 80, pero eso es una moda puntual. Nosotros percibimos una presencia cada vez mayor de la fruta... y también hemos catado los clásicos y los hemos puntuado muy bien. Pero al final es una cuestión de equilibrio: tan bueno puede ser un vino joven como un reserva. Los vinos más puntuados de la guía de este año son de 2009.

Pero los Gran Reserva sí son más caros...

No siempre. Gran Reserva es una calificación que indica mucha vejez, tanto en barrica como en botella... y a veces sube el precio porque elaborarlos requiere invertir en barricas, por ejemplo. Pero el precio de un vino depende, sobre todo, de lo difícil que resulte conseguirlo.

¿Cuál es el más caro de la Guía?

El Teso La Monja. Un vino de la DO Toro, de la añada 2008, que cuesta unos 900 euros...

¿Y por qué vale tanto?

A la hora de justificar los precios, vale todo. Hasta cierto punto, las uvas que hayas utilizado, el trabajo... Pero luego es como un cuadro: ¿cuánto vale un Miró? Lo que alguien esté dispuesto a pagar.

¿Y cuál es el mejor vino?

El mejor puntuado, con 99 puntos, es un Jerez: La Bota de Fino. Un vino raro, diferente, excepcional. Un vino elaborado y conservado de una manera singular.

¿Y el mejor tinto y el mejor blanco?

El tinto más puntuado este año es El Carretil, un vino de Rioja, de la Bodega Artadi, que tiene 98 puntos. Y el blanco es el Mártires, también de Rioja, con 97 puntos. ¡Pero también hay cavas muy bien puntuados! Hay uno con 98 puntos: el Gramona Celler Batlle...

¿Cuántos puntos tiene el mejor Vega Sicilia?

El Reserva Especial tiene 97 puntos. Pero Vega Sicilia, le duela a quien le duela, es el gran icono del vino español. Hay otros: Ardanza, Marqués de Murrieta... Pero el gran icono tradicional es Vega Sicilia. Entre los vinos de autor se han hecho un hueco Pingus o L'Ermita. Son la otra cara de la moneda: vinos jóvenes con una elaboración excepcional y que se han puesto a la venta a un precio muy alto para romper con ciertas mentalidades. Para hacer ver que hay un vino español de 500 o 600 euros...

¿Qué te ha llamado la atención, últimamente?

¡Los cavas! En 10 años ha habido una revolución con las miras fijadas en la alta calidad. Están buscando vejeces largas, matices complejos... No es bueno comparar pero algunos empiezan a parecerse a los grandes champagnes.

Se dice que el vino español atraviesa su mejor momento pero, a nivel internacional, la marca España sigue ligada a la venta a granel...

España es un país agrícola y productor, más que vendedor. Somos el país del mundo con más viñedo pero esa uva se tiene que procesar y vender... y sí, la mayor parte del vino se exporta a granel. Llevamos vendiendo vinos de marca, 30 años. Y Rioja, 100. Pero bueno, las exportaciones de vino embotellado están creciendo de forma exponencial. Francia lleva 300 años vendiendo marca. Y pasa lo mismo con los italianos y el aceite de oliva...

¿Competimos más bien con Chile, Australia y Sudáfrica, entonces?

Sí... pero es que ¡sus vinos también son buenos! Tenemos que poner en valor nuestra singularidad e invertir en infraestructura comercial. Nuestras bodegas no pueden seguir esperando a que los demás vengan.

Recuperar variedades autóctonas, ayuda... ¿no?

¡Claro! Chile abandera la variedad Carménère y Argentina, la Malbec. En Sudáfrica está la Pinotage; en Australia, la Sauvignon... Pero ¿qué variedad escoges como la propia de España, si producimos vino desde hace 2.000 años? En el Bierzo hay Mencías; en Alicante, Monastreles; en Rueda, Verdejo; en Rioja, Tempranillo; y en Galicia... ¡un batiburrillo de 100 variedades! El bodeguero se ha dado cuenta de que, para vender, lo que de verdad funciona es la vuelta a lo autóctono. Y el valor diferenciador solo te lo dan el terroir y la variedad de uva.

¿Han cerrado muchas bodegas, a causa de la crisis?

Hay movimientos de compra-venta pero cerrar, han cerrado pocas. Los grandes grupos están adquiriendo bodegas pequeñas y, en cualquier caso, todo el mundo sabe que la supervivencia pasa por la exportación.

¿Por qué se bebe cada vez menos vino, en España?

¡La pregunta del millón! En primer lugar, por falta de cultura. En las escuelas debería explicarse que somos el país del mundo con más viñedos; el tercero en producción de vino... y, sin embargo, estamos por debajo de los 20 litros por persona y año, cuando hay países, como Suiza, que casi triplican esa cifra.

¿Le echamos la culpa a la DGT?

Si vas a conducir, no hay que beber alcohol: ni vino, ni cerveza, ni nada. ¡Eso es una máxima absoluta! La base está en la educación. No se trata de que los menores beban alcohol. Lo que sí quiero es que sepan qué es una uva, que se adentren en este mundo. Nuestro gran reto es llegar a los jóvenes.

Pues los jóvenes españoles beben bastante...

Sí pero prefieren los destilados, y luego está el marketing de las cinco o seis grandes cerveceras, que aglutinan mucho poder. El sector del vino está muy atomizado: hay unas 2.000 bodegas y casi 15.000 marcas.

Difícil competir, entonces...

Sí pero nosotros contamos con la gastronomía y por ahí sí se puede entrar. ¡Hay que fomentar los maridajes!

¿Te han intentado sobornar alguna vez?

Nadie me ha preguntado cuánto dinero hay que poner pero sí que han intentado invitarme a un viaje, por ejemplo. Lo que pasa es que nosotros somos más duros que una roca. Yo sé lo difícil que es conseguir un vino bueno y, en eso, somos duros. El valor de nuestra marca está ligado a la objetividad.

Más recetas y noticias gastronómicas en CadenaSER.com

FICHA TÉCNICA

La Guía Peñín está disponible en tres idiomas: castellano, inglés y alemán.

Tanto la versión en papel como la versión digital cuestan 27 euros pero, si se adquieren ambas, el precio total no alcanza los 40 euros.

Webs de PRISA

cerrar ventana