Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

Espacios marinos y viajes en el tiempo

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Francia demuestra su voluntad reformista con un pacto sobre el mercado laboral

Las empresas ganan flexibilidad para los ajustes y los trabajadores, seguridad en el empleo, representación en los Consejos de Administración y más prestaciones

CARMEN VELA (Corresponsal en París)   14-01-2013 - 14:54 CET

El acuerdo de tres sindicatos con la patronal este fin de semana para flexibilizar el mercado laboral en Francia despeja el camino para aprobar una nueva ley en 2013. El pacto se ha logrado tras meses de negociaciones y la presión del Gobierno, a su vez marcado de cerca por los inversores internacionales, que consideran que la rigidez laboral es el talón de Aquiles de la frágil economía francesa y su alto índice de paro.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

''El acuerdo sitúa a Francia en los mayores estándar de mercado laboral y relaciones sociales" se congratula la patronal Medef. Con él se podrá avanzar en la recuperación de la competitividad". Lo fundamental del acuerdo es que las empresas podrán adaptarse más rápidamente a coyunturas económicas débiles o a ajustarse a las crisis sectoriales. Para ello se prevé un ere (expediente de regulación de empleo) pactado y de dos años de duración como máximo, en el que los patronos podrán recortar salarios y alargar las jornadas laborales, a cambio de mantener el empleo. Los beneficios obtenidos tendrán que repartirse con los empleados y en caso de incumplimiento las firmas serán sancionadas. El compromiso supone también una reducción drástica los actuales procesos administrativos y judiciales que duran hasta cuatro años en los expedientes de regulación de empleo (ERE ). Las empresas podrán exigir más movilidad interna.

Los trabajadores reciben a cambio más seguridad en el empleo y más ventajas sociales; las empresas aumentarán la cotización en los contratos precarios (en 3 puntos hasta el 7% para los de duración determinada). En un pequeño paso hacia el sistema de "cogestión alemana", los comités de empresas incrementarán su participación en los Consejos de Vigilancia de las sociedades con más de 5.000 trabajadores.

Los asalariados ganan también mejoras con un complemento para el seguro médico, una cuenta vitalicia para formación y, sobre todo, en las prestaciones de desempleo. Los parados podrán mantener los derechos adquiridos (las prestaciones de paro francesas son todavía unas de las más altas del mundo y se pagan hasta 36 meses) incluso una vez que hayan encontrado empleo.

El pacto está lejos de ser histórico como le habría gustado al presidente François Hollande, pero la mayor parte de los expertos estima que "desbloquea" las relaciones entre empresarios y trabajadores, prácticamente congeladas desde hace una década. Y si desemboca en una nueva ley laboral, podría ser la primera piedra para una "Agenda" como la que Alemania hizo al empezar la década del 2000 y que propició el boom económico y de empleo del último quinquenio.

El acuerdo, respaldado por tres de los cinco mayores sindicatos franceses "sólo responde en parte al problema del paro juvenil y el de larga duración, pero es un buen acuerdo, un buen punto de partida", reconoce Raymond Soubie, el exconsejero económico del expresidente Nicolas Sarkozy.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana