Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

Pistas blancas

En directo

Pistas blancas

Con Alfonso Ojea de 11:35 a 12:00

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Hosni Mubarak, el general derrotado pacíficamente

CRISTINA DÍEZ ARCAL/DOCUMENTACIÓN SER   03-08-2011 - 11:29 CET

Hosni Mubarak presidió Egipto durante 30 años con la mano de hierro de un militar y terminó derrotado pacíficamente por un movimiento de jóvenes convocado a partir de Internet con sede en la simbólica Plaza Tahrir de El Cairo. El que fue aliado de Estados Unidos en la región se enfrenta a un juicio acusado de la muerte de 840 personas durante la revolución egipcia y de malversación de fondos.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
Hosni Mubarak durante un discurso cuando era presidente

Hosni Mubarak durante un discurso cuando era presidente- (REUTERS)

Hosni Mubarak presidió Egipto durante 30 años con la mano de hierro de un militar que deslumbró en la guerra del Yon Kippur contra Israel. El entonces presidente Anuar el Sadad le preparó como su segundo, y su asesinato en 1981 precipitó la sucesión.

Asumió el poder ostentando un papel de mediador en el conflicto palestino-israelí y en la guerra entre Irán e Irak lo que le hizo convertirse en el aliado de Estados Unidos en la región. En el país, trató de asegurar su permanencia en el poder acabando con derechos civiles y políticos y anulando todo movimiento opositor.

Tras cuatro mandatos seguidos y, empujado por Estados Unidos en 2005, permitió que concurrieran otros candidatos a las elecciones. Mubarak ganó, pero los Hermanos Musulmanes alcanzaron un significativo 20% de los escaños entre una población descontenta por la pobreza y la represión. Cuando sus relaciones con la Administración Bush se enfriaron, los atentados de Sharm el Sheij fueron la oportunidad para representar un papel de moderado frente al terrorismo islamista en la región.

A principios de este año Mubarak emprendía su sexto mandato, pero la revuelta de Túnez prendió en la población egipcia y el 25 de enero comenzaron en las protestas en la ya simbólica Plaza Tahrir. Trató de aferrarse al poder desde la represión primero y la indiferencia después, pero la revolución pacífica pudo más que él. Desde abril vive detenido junto a sus hijos en Sharm el Sheij, acusado de enriquecimiento ilícito y de ejercer violencia sobre la población egipcia. Una crisis cardíaca le llevó a ser hospitalizado y despertó dudas sobre si se presentaría en el juicio.

Comentarios - 0

Webs de PRISA

cerrar ventana