El Larguero

Escucha El Larguero en directo

El Larguero

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

La importancia de las abejas en el ecosistema

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

"Los iraquíes gobernarán Irak y quienes volvieron sobre un tanque estadounidense se marcharán con ellos"

ÁLVARO ZAMARREÑO   06-05-2011 - 18:06 CET

Pide que le traigan algo de comer y se disculpa por fumar dentro de la sala, porque hay que subir unas escaleras para salir a la calle y no puede: camina con muletas y una férula y tiene varias contusiones por todo el cuerpo, recuerdo de la paliza que el 'batallón especial' le dió hace unas semanas después de una manifestación en Mosul, en el Norte de Irak. Él y su hermano, el periodista que se hizo famoso por lanzarle un zapato a Bush en una rueda de prensa en Bagdad, están entre los organizadores de la campaña por la soberanía de los iraquíes.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Su hermano lanzó el zapato a Bush diciéndole que era "el beso de despedida del pueblo iraquí". Bush se ha ido, pero la ocupación, de una forma u otra sigue.

Bueno, despedimos a Bush de una manera que relajó a muchos iraquíes. Pero además el ejército estadounidense ha sufrido una resistencia que le ha hecho bastante daño. El convenio de seguridad firmado entre el gobierno de Al Maliki y los estadounidenses viene precisamente de esos ataques continuos de la resistencia. Estados Unidos creyó que Irak iba a ser un paseo agradable en el que no iban a sufrir. Pero han pasado por una situación muy embarazosa para ellos.

¿Está intentando Washington, con declaraciones como las de Mike Mullen hace unos días en Bagdad, rediseñar su estrategia para contrarrestar ese convenio de seguridad?

Los intentos de buscar una presencia aquí, con una alternativa a la presencia militar, muestra que la resistencia está haciendo mucho daño y está teniendo éxito. Y Estados Unidos no intenta engañar a alguien si no le tiene miedo. Engañó con lo de las armas de destrucción masiva y después con lo de la democracia. Es una democracia falsa; y ahora quiere desahacerse del convenio militar. Es por el petróleo; pero hay otra razón fundamental, porque ellos ya controlaban gran parte de las reservas de crudo de la zona. Le voy a decir qué es lo que hay además de petróleo en Irak: en la provincia de Al Samawa hay mucho uranio. Y en la de Al Amara hay mercurio rojo abundante. Por tanto hay metales bastante valiosos que no existen en gran parte del mundo. Además del petróleo, del que Irak es más bien el primero en reservas de petróleo. El último barril de petróleo saldrá de aquí, no de ningún otro sitio. Y por eso vemos justificaciones y justificaciones para prolongar la presencia militar. Y a pesar de todo esto somos bastante optimistas en cuanto a la evacuación de las tropas estadounidenses.

¿Cuando esas tropas se vayan dejarán detrás un país libre y democrático? Porque hasta ahora el gobierno ha dado muchas muestras de no estar dispuesto a acabar con el sectarismo.

Lo que va a pasar es que los iraquíes van a gobernar Irak, y quien vino montado en un tanque americano para mandar tendrá que salir con ellos. Es un país con 8.000l años de vida, gobernado por sus propios hijos en todo este tiempo. Nosotros podemos gestionar nuestro país, el sectarismo no nos es inherente. Existe básicamente entre nuestros dirigentes, y una muestra de eso es que yo, que soy chii doy mítines entre sunnies y no pasa nada. Algunos de ellos han perdido a familiares a manos de chiies. Cuando fui a dar el pésame al padre de uno de los muertos en una manifestación iba con apuro, porque me sentía responsable en cierta medida de su muerte. Y el padre me dijo "¿pero ves a mi hijo como un valiente, un resistente valeroso o no? eso es lo importante". Y así somos los iraquíes, por eso no es ningún honor que nos gobierne alguien como Al Maliki, cuya permanencia está conectada con la permanencia de las tropas de ocupación. Gobierna los dos kilómetros cuadrados de la 'zona verde' en Bagdad y cuando quiere salir tiene que hacerlo en helicóptero y poniendo en toque de queda la ciudad ¿gobierna este hombre Irak?.

Pero entonces, ¿quien gobierna el país?

En gran medida el país se gobierna a si mismo, porque somos una sociedad en la que tienen un gran peso las familias, las tribus, y el jeque -el jefe tradicional- tiene más influencia en su grupo que el presidente de la República. Yo represento al Movimiento Popular de Salvación de Irak, y tengo más de 50.000 seguidores. Si Al Maliki, que es el primer ministro, les dice "salid" y yo digo "quedaos", ¿a quien cree que van a seguir? Y yo no soy alguien ni con mucho dinero ni con mucho poder.

Pero hay demasiado optimismo en sus palabras. El trauma por el que ha pasado -y sigue pasando- su sociedad, con la convivencia destrozada, va a dejar secuelas por muchos años.

La moral del pueblo es buena de momento. La naturaleza de los iraquíes no es vengativa, se olvidan rápidamente del daño que les han hecho. Hace tres años yo no me atrevía a ir a Mosul, una provincia de mayoría sunní, y ahora les coordino para las manifestaciones. Los estadounidenses promovieron el sectarismo, pero no recogieron el fruto que deseaban. Hay dolor, o secuelas como dice usted, que padecemos, pero a la vez intentamos recuperarnos y curar las heridas para dedicarnos a nuestro mayor objetivo, que es desalojar a los ocupantes. Y el tiempo es el único que le va a demostrar si tengo razón en lo que digo. Apúntese eso, y podrá ver usted mismo cuando venga al país si le estoy mintiendo o tengo razón, porque dentro de poco Irak va a ser un país libre.

Usted es uno de los organizadores de las manifestaciones de protesta en su país. Pero su situación es muy distinta a la de siria, Egipto o Tunez.

La diferencia es que las manifestaciones en otros países árabes son de hambre, son protestas del pan. Pero en Irak buscan fundamentalmente objetivos políticos. En una de las provincias de Irak, la de Al Kuts, fuimos capaces de mantener las manifestaciones por dos días y el gobernador se marchó. El de Basora salió corriendo después de tres días. Son gente muy poderosa, pero a sus familias, sus empresas y su dinero fuera del país. Sólo están en sus puestos para robar y sacar el dinero al extranjero. El 90% de esos políticos siguen manteniendo la nacionalidad de los países europeos de los que volvieron en 2003. Y estamos convencidos de que siguen mirando más hacia esos países de los que han vuelto que a este.

Pero ustedes tienen en apariencia un sistema democrático, con partidos políticos libres y elecciones libres ¿quiere todo esto decir que el sistema es insalvable?

Bueno, lo primero que hay que aclarar es que las elecciones que se han hecho son falsas y descafeinadas; sólo un 20% de la gente fue a las urnas, la mayoría de partidos son religiosos y tienen lealtades a Irán o Arabia Saudí; y los laicos se han quedado sin voz. Teníamos el sueño de que los comunistas no volvieran al país montados sobre u ntanque del ocupante; pero también ellos lo hicieron y eso fue muy decepcionante. No tenemos ningún problema en que una vez que salgan las tropas de ocupación el partido Dawa [el del primer ministro Al Maliki] participe en elecciones libres y honestas. Y quien elija el pueblo, que dirija la nación. Lo que queremos es unas elecciones que no se hagan bajo estado de guerra, y que se separe claramente la religión, la mezquita, de la política y los escenarios de la política. Porque la destrucción de Irak ha venido cuando se ha querido unir religión y política, cada uno sacando sus fatuas o sus leyes religiosas. Tenemos una frase en árabe que dice 'la religión es para dios y la patria es para todos'.

¿Qué papel juegan en todo esto los vecinos de Irak, estoy pensando no sólo en Irán, sino también en Turquía y Arabia Saudí?

Cada uno de esos países que menciona tiene una hoja de ruta propia para Irak. Alguno de esos países tiene intereses, más o menos legítimos. Es el caso de Turquía, que busca recuperar la gloria de su pasado con el Imperio otomano, pero no sabe cómo hacerlo. Otros países actúan en Irak por delegación, siguiendo las órdenes de Estados Unidos y ese es el caso de Arabia Saudí. Y luego está Irán, que quiere tragarse directamente a Irak, como si fuera su patio trasero, sacando ventaja de que hay nueve provincias de mayoría chií. Pero resulta que esas mismas provincias son las que le plantaron cara en los ocho años de guerra con Irán. Y Teherán ha hecho todo esto con ayuda de Estados Unidos. Quien diga que hay un conflicto entre esos dos países es un iluso. Estados Unidos ocupa Irak sacrificando las vidas de sus soldados y su dinero. Y después entrega el país a políticos formados en Irán, que vinieron directamente de allí.

Volviendo al movimiento que usted ha ayudado a poner en pie, ¿cual sería su 'hoja de ruta' para Irak a corto y medio plazo?

El primer paso es la unificación del pueblo iraquí, de todas sus facciones. Creo que en eso estamos teniendo un éxito relativo en esto. El segundo paso es acercar más a las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas hacia nosotros. En lugar de estar en contra de ellos, podemos estar juntos. Y también aquí ha habido un éxito relativo. El siguiente paso, el más importante, es entrar en todo el proceso político y ver por qué vía seguimos, cual es la manera más rápida de poder recuperar la libertad del país.

¿Haría falta un cambio de constitución para eso?

No, sería suficiente con enmiendas parciales, porque la Constitución es buena. Sólo tiene algunos artículos, los que se refieren a la división territorial de Irak, que no aceptamos. Esta Constitución está escrita con manos estadounidenses y queremos que sea una Constitución hecha por los iraquies.

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana