El Larguero

Escucha El Larguero en directo

El Larguero

EL VIRAL

Lo que hay que oir

EL VIRAL

'Soy tu príncipe azul, pero eres daltónica'

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

JÖRG ASMUSSEN, 'NÚMERO DOS' DEL MINISTRO DE HACIENDA ALEMÁN

"El nuevo gobierno español tiene que presentar rápidamente su propio programa económico"

El 'número dos' del todo poderoso ministro de Hacienda alemán admite la "responsabilidad de Alemania" para salvar la eurozona

RAFA PANADERO / CARMEN VELA   25-11-2011 - 12:12 CET

El Gobierno que forme Mariano Rajoy deberá "presentar su propio programa de gobierno de manera rápida y sin disputas", aconseja Jörg Asmussen, 'número dos' del todo poderoso ministro de Hacienda alemán, Wolfgan Schäuble. En una entrevista con la Cadena SER, el que será en pocas semanas economista jefe del BCE, admite la "responsabilidad de Alemania" para salvar la eurozona y también que "lo importante es la secuencia. Si primero tienes una unidad fiscal, entonces los eurobonos pueden ser un elemento".

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

"A España, como a Italia, que tiene también nuevo gobierno, hay que darle tiempo, pero es necesario que presente su programa económico, y necesita hacerlo rápido y sin disputas. Y después darle la oportunidad para que implementen su programa económico, el propio programa del Gobierno" subraya Asmussen.

El estratega de las finanzas alemanas sugiere no haber escuchado a la señora Cospedal cuando tras ganar las elecciones el Partido Popular apeló a la eurozona para que asegure la solvencia de España. "No hemos tenido contacto directo" con el equipo de Rajoy y da por sentado la actual ministra, Elena Salgado, es la que va a acudir a la reunión del Eurogrupo la semana próxima. "No sabemos qué es lo que piensa el nuevo ejecutivo, pero si necesitan asistencia financiera, algo que hasta ahora no hemos escuchado, pueden por supuesto pedir ayuda al programa del Fondo de Estabilidad y el FMI, como pueden hacerlo todos los países del euro; pero quiero dejar claro que yo no he oído que se haya hecho ninguna demanda de ayuda por parte de España".

Asmussen insisitió en que España e Italia han podido financiarse hasta ahora por sí solos. Cuando le preguntamos por los nuevos programas preventivos del FMI evita los consejos "porque eso lo deben decidir los Gobiernos", pero admite "que esos programas que usan países como Polonia, han demostrado ser instrumentos valiosos para países que han generado alguna desconfianza en los mercados, aunque practican buenas políticas económicas".

Las reformas de Zapatero

Explicó que el actual Gobierno de España presentó un programa de reformas que fue aceptado por el Eurogrupo, basado en dos pilares: uno la consolidación fiscal y el otro, mejorar la competitividad del país. "Es fundamental abordar estos dos puntos para tener éxito".

Alemania se siente "responsable por ser el país más grande, pero solos no podemos", destaca Asmussen para añadir que "se hará todo lo necesario" para salvar la estabilidad de la eurozona. El socialdemócrata que el 1 de diciembre se traslada a Fráncfort como economista jefe del BCE, defiende a capa y espada el liderazgo de Angela Merkel para combatir la crisis. Pero se nota que ya se siente más independiente, suelta amarras y va un poquito más allá que la propia canciller, pues no niega que los eurobonos puedan llegar y quizá no en tanto tiempo.

"Lo que siempre hemos dicho es que es importante el orden. Si primero tienes una unidad fiscal, entonces los eurobonos pueden ser un elemento". Considera un error abrir ahora el debate: "No puedes empezar con elemento aislado, que se ve como una herramienta para gestionar la crisis. Eso no funcionará, no ayudará. La cuestión es hasta dónde podemos llegar con una unidad fiscal y entonces será el momento de mirar". El secretario de Estado cree que el proceso de reforma de los Tratados puede estar listo antes de terminar 2012, para dar tiempo a la ratificación de los mismos por los 27 países de la UE.

Triple A de Francia

No cree que Alemania esté aislada en su posición, otros países les apoyan, asegura. "Yo no veo que nos estemos quedando solos en el tema de los eurobonos". Apuesta por no discutir todas las variantes, sino por cumplir el 'plan A' que es el que fijaron los jefes de Gobierno y Estado en la cumbre de finales de octubre: "Una solución creíble para Grecia", incluyendo una quita de la deuda; "que los países afectados por el contagio, España e Italia actúen tanto en el aspecto fiscal como en la mejora de competitividad"; apalancar el fondo de rescate (EFSF), convertirlo en un escudo;" evaluar a precio de mercado la deuda soberana en los balances de los bancos y si es necesario recapitalizarlos" y por último modificar y cambiar los Tratados".

En opinión de Asmussen, el fondo de rescate tiene todavía recursos suficientes, en concreto 270.000 millones. "Y por ahora no hay más demandas". Confía en que con los nuevos instrumentos para el fondo de estabilidad financiera (EFSF) se pueda conseguir un apalancamiento que multiplique su eficacia hasta el billón de euros. No cree que Francia vaya a perder la triple A y ponga en peligro esa estrategia: "El gobierno (de París) está bien al tanto, sabe lo que tiene que hacer y está trabajando en ello. No creo que vaya a ocurrir".

El número dos del Ministerio de Finanzas de Alemania admite que "la situación de los mercados ha empeorado". Pero no tiene constancia de las reticencias de China para invertir en la eurozona. "Los europeos tienen primero que cuidarse de sí mismos. Aunque nadie puede decir que hemos puesto poco dinero sobre la mesa. Las garantías alemanas al EFSF ascienden a 211.000 millones de euros. Es una cantidad importante".

Asmussen, que ha nacido en la norteña y ventosa ciudad de Flensburg, busca un símil marinero: "Si uno sabe dónde está el puerto es más fácil capear la tormenta". Es decir tenemos que "mostrar a los inversores globales a dónde queremos llegar y ello debería calmar la tempestad, pero antes implementar los elementos pactados".

Un pragmático alemán para el BCE

Jörg Assmussen, 44 años, es la mano derecha del ministro de Finanzas, a quien ha representado en cumbres internacionales del G7 y G20 y en varios consejos europeos cuando al democristiano Wolfgang Schäuble le ha fallado la salud. El secretario de Estado de Finanzas alemán, socialdemócrata con carnet, ya era el asesor más importante del anterior ministro Peer Steinbrück (SPD), pero se mantuvo en el poder con los conservadores de Angela Merkel. Diseñó la reforma bancaria alemana tras la crisis financiera y la estrategia que Alemania dicta en las cumbres europeas lleva su firma. Designado como miembro del Comité Ejecutivo del BCE, ocupará en pocas semanas el puesto clave de economista jefe del Banco Central Europeo . El que será el consejero más joven de la entidad europea estudió en las Universidades de Bonn y Milán, y pertenece a una nueva ola de economistas alemanes más pragmáticos. Podría jugar un papel decisivo para integrar a Alemania en el deslavazado consejo de Gobierno del BCE, tras las dimisiones de los alemanes Axel Weber y Jürgen Stark en protesta por la compra de deuda soberana que la entidad realiza para estabilizar la eurozona.

Comentarios - 4

Página 1 de 1

  • 4

    EuroEstafa 25-11-2011 20:47:07h

    No encuentran solución porque quieren que paguemos los ciudadanos los 170.000 millones de euros que han perdido los bancos españoles y con ellos pagar a los bancos alemanes y franceses. Esa es la historia. Pero los bancos son empresas privadas y cuando se forraron no repartieron a los ciudadanos. Ni un euro para esta estafa.

  • 3

    mireno 25-11-2011 16:16:06h

    No te lo crees ni tu, hermoso.

  • 2

    Hay que hacer bien las cosas 25-11-2011 12:47:54h

    ¿Primero has preguntado si lo tienen? y la respuesta es .... noooooooooooooooooooooooooooooooooooo

  • 1

    Pablo Rafael 25-11-2011 12:44:37h

    Y Alemania tiene que admitir ya los eurobonos

Página 1 de 1

Jörg Assmussen, 'número dos' del todo poderoso ministro de Hacienda alemán

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana