Programación local

Escucha Programación local en directo

Programación local

Radio Sevilla

En directo

Radio Sevilla

La cámara de los balones de 13:45 a 14:00

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

La operación terrorista en Argelia necesitó una larga preparación a alto nivel interno

Los militares encargados de la operación de rescate proceden de 'decenio negro' de Argelia

CARMEN VELA | Corresponsal en París   19-01-2013 - 15:11 CET

El grupo terrorista cercano a Al Qaida del Magreb ('Los firmantes de sangre') protagonista de uno de los secuestros más vastos de la historia iba dispuesto a morir, así lo afirman los que siguen atrincherados en la base de In Amenas. Pero los militares argelinos de los que depende este complejo industrial estratégico para Argelia no son más transigentes.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

El jefe de la cuarta región militar argelina de la que depende la planta de gas es el general Abdelrazak Chérif, comandaba la unidad de paracaidistas que erradicó a los islamistas en 1990. El que dirige las operaciones militares desde hace tres días en In Amenas es Bachir Tartag, apelado el Bombardero, veterano también del llamado 'decenio negro' que ensangrentó Argelia.

Inquietantes son también los detalles que cuenta el diario 'Le Figaro' sobre el atentado terrorista, que "tuvo que ser preparado con meses de antelación, con minuciosidad militar, e imposible de llevar a cabo sin complicidad al más alto nivel del complejo gasístico ". Los terroristas, "varias decenas" según han relatado los rehenes liberados, eran sobre todo magrebíes (argelinos, egipcios, tunecinos,) según los acentos que pudieron reconocer. "Llevaban explosivos, misiles y lanzacohetes" además de fusiles y metralletas, según ha afirmado también el portavoz gubernamental, que debieron ser enterrados en el desierto, a cuenta gotas, durante meses. "La zona está vigilada por satélites franceses y americanos" y el complejo tiene hasta tres anillos de seguridad y está en medio del desierto, a unos 40 kilómetros de la frontera invisible con Libia.

El grupo que ha reivindicado el secuestro afirma ser una "venganza" por la intervención militar francesa en Mali y entre otras exigencias pedía que Argelia retirase el beneplácito para que los aviones franceses pudieran utilizar el espacio aéreo argelino. "La intervención en Mali solo pudo acelerar algo los acontecimientos", aseguran fuentes de los servicios secretos. ¿Pretendían entonces los terroristas desestabilizar Argelia? , se pregunta el influyente rotativo galo.

Comentarios - 0

Webs de PRISA

cerrar ventana