Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

DIARIO DE HOY POR HOY

Lo que hay que oir

DIARIO DE HOY POR HOY

"Dina Mita es una niña de 9 años muy reivindicativa"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Los palestinos no se engañan

Las horas previas al discurso de Abbas se vivieron en Gaza con escaso entusiasmo ciudadano

CARLA FIBLA (Enviada especial a la Franja de Gaza)   30-11-2012 - 07:52 CET

Las horas previas al discurso de Mahmud Abbas en la ONU, a la votación a favor de que Palestina aumente su reconocimiento en la Asamblea General pasando a ser considerado "estado observador", se vivían con escaso, casi nulo, entusiasmo por parte de los ciudadanos de la franja de Gaza.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

"Estamos pagando un precio demasiado alto, han muerto muchos niños en la última ofensiva israelí", recordaba cabizbajo un oficial de la seguridad de Hamás en el puesto fronterizo del norte del territorio, donde centenares de familias siguen intentando rehacer sus vidas después de que sus viviendas hayan sido reducidas a escombros.

Desconfiados, obligándose a estar siempre en la posición más negativa para que la resistencia sea menos dura, para no dejar espacio a la decepción; los gazíes apenas hablaban ayer en los cafés sobre la histórica votación. Planteada por la Autoridad Nacional Palestina 65 años después de que la misma cámara aprobase la división de Palestina (bajo el mandato británico) entre israelíes y árabes para que fuera posible la creación del Estado hebreo, la sesión de la ONU se vio en las casas, con una escasa afluencia a los contados cafés que cambiaron los videos musicales por la imagen e al Asamblea General de la ONU.

"Lo primero que haremos será llevar a Gran Bretaña ante la Corte Penal Internacional... ya habrá tiempo para las masacres cometidas por Israel, vistas por todo el mundo. Empezaremos por el origen del intento de nuestra destrucción", comentaba ayer Omran, un taxista palestino en la frontera de Eretz.

En ciudad de Gaza era fácil diferenciar entre los simpatizantes de Hamás o de Fatah, fueron sólo estos últimos los que acudieron a los discretos actos de apoyo a la iniciativa de Mahmud Abbas por la mañana ante el monumento del soldado desconocido; y los mismos los que frente a un té y fumando shisha (pipa de agua) aplaudían complacidos las palabras de su presidente en la ONU. Fue la noche de los palestinos, en especial de los seguidores de Al Fatah que en la Franja de Gaza tienen una vida tan complicada como los que militantes en Hamás en Cisjordania.

Algunos coches circulaban ayer por la noche con una improvisada matrícula en el cristal de atrás en la que podía leerse: Palestina, 194. Comienza el camino hacia el reconocimiento pleno como Estado del 22% del territorio original palestino. Los ciudadanos que viven en los territorios ocupados y los refugiados comprobaron anoche que las acciones unilaterales, aunque se limiten a un símbolo con aparente escasa aplicación práctica, pueden significar mucho a largo plazo.

"Somos pacientes, nuestra resistencia se basa en saber esperar y actuar cuando llega el momento. La reacción de Israel y de los países que les apoyan, indican que hemos conseguido mucho más de lo que parece. Sentimos que estamos más cerca de que se nos considere ciudadanos de un pueblo que ha existido siempre", explicaba a la Cadena SER un joven comerciante mientras observaba con satisfacción como el centro de ciudad de Gaza había pasado en una semana de estar bajo las bombas israelíes, a la fiesta y la satisfacción de haber impuesto algo de justicia en la historia.

Comentarios - 1

Página 1 de 1

  • 1

    NOA 30-11-2012 09:49:53h

    Obviamente en Gaza es pecado y peligroso celebrar cualquier iniciativa de Abbas, al que Hamas ha llegado a considerar tan enemigo como Israel, como dice el propio cronista ser próximo a Al Fatah puede ser peligroso allí. Con lo cual el titular flaquea en cuanto a que ni Gaza es Cisjordania, ni la disidencia interna y oculta en Gaza es Hamas.

Página 1 de 1

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana