Hablar por hablar

Escucha Hablar por hablar en directo

Hablar por hablar

RUIZ-GALLARDÓN

Lo que hay que oir

RUIZ-GALLARDÓN

"Anuncio mi dimisión como ministro de Justicia"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Los portugueses protestan pidiendo facturas en nombre del primer ministro Passos Coelho

El Número de Identificación Fiscal del primer ministro portugués circula desde hace 15 días por internet

VIRGINIA LÓPEZ | Corresponsal en Lisboa   23-02-2013 - 12:53 CET

El Número de Identificación Fiscal (NIF) del primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, circula desde hace 15 días por internet y los consumidores lusos lo están utilizando en vez de dar los suyos en las compras que hacen. De esta llamativa forma protestan contra la medida anti-evasión fiscal implementada por el Gobierno conservador y que prevé multas de hasta 2.000 euros a quien no pida factura en cafeterías, peluquerías talleres de coches u otros establecimientos comerciales.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Según el diario luso 'Correio da Manha' ya habrían sido emitidas miles de facturas en nombre del jefe del Gobierno portugués, y su NIF no sería el único que circula en redes sociales, e-mails y SMS, también lo están haciendo los del ministro de Finanzas luso, Vítor Gaspar, autor de la polémica medida; y del ministro de los Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, quien esta semana fue abucheado impidiendo que diera un discurso en una conferencia sobre el futuro del Periodismo, organizada por la televisión lusa TVI.

El pasado 1 de enero entró en vigor la medida que obliga a los consumidores portugueses a solicitar factura -incluyendo el NIF, con lo que queda registrado automáticamente en los servicios informáticos de Hacienda- en cualquier compra que realicen, desde un café o un corte de pelo hasta el arreglo del coche, algunos de los sectores en donde el Gobierno ha identificado una mayor evasión fiscal. Lo que sucede es que los consumidores están optando por dar el número del primer ministro y en los establecimientos comerciales no tienen obligación de confirmar la autenticidad del mismo. Aun así, podría suponer un delito de falsas declaraciones.

Y mientras tanto, el primer ministro luso estaría acumulando un considerable número de facturas que de ser superior a sus ingresos podría dar pie a la apertura de una investigación fiscal, algo que aun así, es poco probable que suceda, debido a quien se trata. La idea de protestar contra la medida de esta peculiar manera ha surgido del movimiento Revolución Branca, que ha pedido en las redes sociales a los portugueses que se sumen a esta "desobediencia cívica irónica".

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana