Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

MONTORO

Lo que hay que oir

MONTORO

"No podemos descartar que se haya cometido delito"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Análisis

Desconfianza

ÀNGELS BARCELÓ   06-02-2013 - 22:59 CET

La directora de Hora 25 ha analizado la sensación que existe en la sociedad hacía los partidos políticos. Ante tanto caso de corrupción no vale de nada un maquillaje con un pacto si cada partido sigue sin limpiarse internamente.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Hoy la encuesta del CIS pone datos y porcentajes a algo que sabemos todos, y es que los ciudadanos ya no confían en casi nadie, que los partidos políticos y la corrupción siguen situados en la parte alta de sus preocupaciones, y eso que la encuesta se hizo antes de que se conocieran los papeles de Bárcenas.

Y es que no ha hecho falta que el caso Bárcenas estallara en toda su plenitud, la sensación de que la corrupción se expande ya no solo por la política sino también por determinados círculos económicos y financieros es una evidencia que incluso tiene nombres. Antes del caso Bárcenas existió el caso Pallerols, o el caso Millet, o los Eres de Andalucía y después del caso Bárcenas existe el caso de las ITV y seguro que saldrán más.

Este país tiene un problema, un problema muy serio que como no se cierra seguro es anclándose en las negaciones o en las acusaciones, de este problema se sale haciéndole frente de manera decidida y sobre todo valiente, porque es muy probable que por el camino queden, y así deberían ser, muchos de los que ahora están al frente.

Las propuestas de pactos anticorrupción o cualquier otra iniciativa de este tipo no sirven de nada sino vienen precedidas de limpieza interna. Hoy por ejemplo produce cierto sonrojo la cumbre anticorrupción organizada por el presidente catalán Artur Más, sin la presencia del resto de partidos y cuando él mismo tiene la sede del partido embargada, un socio de coalición Unió Democrática con una sentencia que reconoce su financiación ilegal, con un secretario general imputado. Hoy escucharle decir que hay que hacer limpieza en catalunya vuelve a ser una provocación. la misma que la de seguir defendiendo a Ana Mato o al ministro Montoro, por cuya amnistia fiscal se coló lo peor de cada casa.

Tan equivocada es la estrategia de mostrarse ofendido y atacar al oponente, como la de proponer acabar con la corrupción en genérico sin mirar de puertas adentro. Y la prueba la tienen en los datos del CIS, otra cosa es que ellos les hagan caso.

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana