Punto de fuga

Escucha Punto de fuga en directo

Punto de fuga

CARRUSEL

Lo que hay que oir

CARRUSEL

Celebrities en Carrusel: este domingo, Gerard Piqué

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Análisis

Diálogo de sordos y mucho ruido

ÀNGELS BARCELÓ   20-12-2012 - 23:15 CET

Àngels ha analizado las postura de algunos miembros del Gobierno y del Partido Popular que han subido de tono entorno a la consulta soberana planeada en Cataluña para 2014.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

La oficialización del pacto entre Convergencia i Unió y Esquerra Repúblicana, que va a permitir la investidura de Mas tras el debate que ha empezado hoy en el Parlament, ha activado todos los mecanismos del gobierno central para paralizar cualquier posibilidad de una consulta ciudadana.

Es el objetivo del gobierno de Mariano Rajoy, utilizar todos los mecanismos para impedir que los catalanes manifiesten su voluntad a través de una consulta y, tras él, la corte mediática que le va marcando el camino no solo en cuanto a pasos que considera que debe dar sino también en el tono. La escalada dialéctica de algunos miembros del gobierno y sobre todo del PP no contribuye en nada al sosiego con el que debería tratarse un asunto como este.

Intenta Mariano Rajoy mantener la calma en tiempos complicados como este, ayer mismo lo escuchabamos en un tono que dista mucho del utilizado por otros miembros de su partidos donde la idea de España adquiere, en ocasiones, tintes de discursos de tiempos en los que este país estaba partido por la mitad. A cada chorro de gasolina que se eche de esta manera habrá respuesta de Cataluña, en un diálogo de sordos donde no se escucharán argumentos solo ruido, mucho ruido. Donde las posturas se enconan y se radicalizan y se traspasan a los ciudadanos.

Gobernar exige también un ejercicio de flexibilidad de capacidad para ver las cosas con cierta perspectiva y exige también tener controlados a los tuyos, si eso es realmente lo que quieres porque dejar que otros hablen para no significarte ha sido, desde siempre, una de las predilecciones de Rajoy.

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana