Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

La contaminación de los plásticos y más ciencia

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Análisis

Un mal comienzo

ÁNGELS BARCELÓ   22-01-2013 - 22:20 CET

La directora de Hora 25 ha reflexionado sobre el pacto anticorrupción que están preparando los dos grandes partidos después de que el PP haya impedido la comparecendia de Rajoy en el Congreso para dar explicaciones sobre el 'caso Bárcenas'.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Los dos grandes partidos PP y PSOE ya se han cruzado llamadas teléfonicas para avanzar en el famoso pacto anticorrupción. El escándalo Bárcenas ha situado el debate en un punto que requiere medidas urgentes ya, y el consenso entre los partidos para acabar con este tipo de prácticas es más que urgente.

Pero esta urgencia no debe hacernos olvidar que estamos hablando de un acuerdo entre partidos para evitar la corrupción, como si fuera necesario el consenso para algo que debería estar en el ADN de estos partidos. Evitar las malas prácticas no debería ser fruto de un acuerdo debería ser lo habitual, y en lugar de un acuerdo deberíamos estar hablando de la exigencia con uno mismo y con los otros. Tampoco sería necesario el acuerdo si los mecanismos de control fueran eficientes, tanto en el seno de los partidos como por parte del Tribunal de Cuentas, si nadie mirara hacia otro lado.

Tampoco esta búsqueda de consenso deberia convertirse en la solución, en la salida a la crisis, seria, que afecta a la política. El pacto contra la corrupción debe llegar después de que se llegue hasta el fondo en todos los casos que están abiertos y, sobretodo en el más reciente y que tiene al partido en el gobierno en el centro de la polémica, en la que puede ser su peor crisis. Un pacto o un código de buenas prácticas no puede ser un borrón y cuenta nueva.

Y la verdad es que no hay ninguna pista que haga pensar que todo ello sea posible, al contrario. Hoy estaba en manos del PP permitir que Mariano Rajoy compareciera en el Congreso para dar explicaciones del caso Bárcenas. Y el PP ha echado mano de su mayoría absoluta para impedirlo. Un mal comienzo si se quieren cambiar las cosas. No podría pasar nada peor que al final todo se quede tal y como está, y está puede ser la tentación, en este caso del PP. Esperar el souflé baje a ver si nos olvidamos. Sería la peor de las noticias.

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana