La Ventana

Escucha La Ventana en directo

La Ventana

RAJOY

Lo que hay que oir

RAJOY

"Es el mejor dato de destrucción de desempleo"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Sanidad pública y privada se cruzan con demasiada facilidad

PEPA BUENO   11-01-2013 - 08:22 CET

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

La sanidad ha sido hasta ahora en España un servicio universal, gratuito y de calidad y, además, un motivo de orgullo para los ciudadanos, la joya de la corona del país. Sin embargo, con asuntos como el que este viernes revela la Cadena SER, se va demostrando que la sanidad puede ser, según quien la gestione, un formidable negocio con muchos intereses en juego.

Juan José Güemes fue hasta 2010 consejero de Sanidad de Madrid con Esperanza Aguirre, y ahora, desde el mes de agosto pasado pertenece al consejo de administración de una empresa privada que acaba de quedarse el servicio de los análisis clínicos en varios hospitales, centros de salud, consultorios y residencias públicas de la comunidad madrileña. Lo ha podido hacer gracias a la adquisición de otras dos sociedades a las que el propio Güemes había adjudicado el negocio desde su antigua responsabilidad pública. Un proceso de externalización de libro. Y decimos externalización porque es el eufemismo favorito del PP madrileño para no pronunciar la palabra privatización.

La empresa, que se llama Unilabs, sostiene que Güemes -que dejó la política aduciendo motivos particulares- no ha participado en la operación, aunque admite que pertenece a su consejo de administración.

La puerta que separa la sanidad pública de la privada se empieza a cruzar en España con demasiada facilidad por parte de los exgestores públicos reconvertidos en asesores, trabajadores o empresarios de la privada. Como Güemes, que pasó de consejero de Sanidad a consejero de esta empresa sanitaria privada. En ese tránsito, tan fácil como atravesar la puerta de un 'saloon' del oeste, hay mucho más que un matiz léxico y va mucho más allá que los argumentos defensivos que hablan e insisten en la legalidad o la observancia estricta de las incompatibilidades.

"Es el negocio, estúpido", que diría aquel asesor de Clinton.

Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy'

Webs de PRISA

cerrar ventana