El Larguero

Escucha El Larguero en directo

El Larguero

LA SCRIPT

Lo que hay que oir

LA SCRIPT

Robert Downey Jr. quiere cambiar de traje

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

A vivir que son dos días - Javier del Pino

EL JURADO

El caso de la manifestante y el policía: "Disolver sin tocar. Dolor de oídos"

CARLOS LÓPEZ -TAPIA   17-11-2012 - 07:35 CET

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Según un informe de Defense News, el Ministerio de Defensa de Israel autorizó hace más de un año a la firma ArmyTec, a comercializar el llamado Generador de Truenos, para usos militares y de seguridad. los fabricantes dicen que es extremadamente ruidoso pero que no causará un daño permanente, para advertir a continuación que en un radio de 10 metros podría causar un daño permanente en el oído o incluso la muerte.

Funciona utilizando gas de un cilindro de petróleo líquido doméstico que se mezcla con aire y luego se detona, produciendo una serie de explosiones de intensidad tan alta como para desconcertar y desorientar a las personas situadas en un radio de cincuenta metros.

Otras investigaciones se basan en un lanzador de microondas con una frecuencia que hace vibrar tejidos, causando una onda de choque dentro del cráneo que es detectada por los oídos. El proyecto es conocido como MEDUSA, por sus siglas en inglés, y se puede utilizar para inducir sensaciones auditivas desagradables en el cráneo. El efecto audio de MEDUSA es suficientemente fuerte para causar incomodidad o incluso incapacitación.

También puede causar un ligero daño cerebral por la intensidad de la onda de choque creada por el pulso de la microonda. El propósito de MEDUSA es disuadir a multitudes de penetrar en un perímetro protegido, como una instalación nuclear, e incapacitar temporalmente. Hasta ahora el arma todavía está en desarrollo y es financiada por la Armada norteamericana.

El Artefacto Acústico a Larga Distancia, o LRAD, es construido por American Technology Corporation. Enfoca y transmite sonido a distancias de hasta cientos de metros y existe desde hace años. La policía lo utilizó en Pittsburgh para alejar a manifestantes durante la cumbre del G-20 en 2009. Se emplea de dos maneras: como megáfono para ordenar a los manifestantes que se dispersen; o, si no obedecen, como "sirena ensordecedora" para alejarlos. Aunque LRAD no es letal, puede dañar permanentemente el oído, según como se utilice.

Webs de PRISA

cerrar ventana