Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

NADIE SABE NADA

Lo que hay que oir

NADIE SABE NADA

¿Dónde se va a celebrar el Juicio Final?

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Los cazadores furtivos matan cada año 12.000 elefantes en África para vender sus colmillos

El elefante está considerado una especie 'vulnerable', antesala del peligro de extinción, y la causa principal es el comercio de marfil no regulado

CRISTINA ARMUNIA   23-01-2013 - 10:36 CET

Según las estimaciones del Convenio Internacional del Tráfico de Especies (CITES), en el año 2012 se abatieron de forma irregular unos 12.000 ejemplares de elefantes en África. Los furtivos que llevan a cabo las matanzas son, en muchas ocasiones, exsoldados que utilizan helicópteros, rifles semiautomáticos y mirillas láser. Estos 'cazadores modernos' son el último engranaje de complejas mafias internacionales que aprovechan vacíos legales de países como Tailandia y China para comerciar con el marfil africano.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
Cadáveres de elefantes

Cadáveres de elefantes en el norte de Camerún tras una fuerte redada de cazadores furtivos- (WWF-CANON / GREEN REENAISSANCE)

Amanece en una selva del centro de África. En el cielo, un helicóptero rompe el silencio, todoterrenos con esqueletos de acero arrasan la vegetación a su paso, un contingente de soldados armados rodea a cientos de elefantes y comienzan a disparar. Parece el comienzo de una película bélica, y sin embargo, es una secuencia que se repite cada vez con más frecuencia en países como Camerún.

"La situación de la población de los elefantes africanos es muy complicada. El furtivismo está causando fuertes presiones a los elefantes de selva y esto podría provocar extinciones de tipo local", dice Luis Suárez, responsable del Programa de Especies de WWF en España. Los elefantes están considerados especie 'vulnerable', esto significa estar "en el paso previo" del peligro de extinción. Cada año, los cazadores furtivos matan entre 10.000 y 12.000 ejemplares de elefantes de forma ilegal para arrancarles los colmillos.

En enero de 2011 se produjo en Camerún "una auténtica matanza", explica Suárez con tristeza. "Los furtivos, en forma de patrulla y con armamento pesado, entraron de forma clandestina a una zona con muchos elefantes y mataron a 300 ejemplares". Tal y como explica el especialista de la organización WWF, los furtivos no son cazadores locales y mal armados, son contingentes organizados por grandes mafias como las que controlan armamento o drogas. En primer lugar, localizan las manadas de elefantes desde helicópteros, para después, abatir a los animales con rifles semiautomáticos en pocos minutos. Al final, en la selva se amontonan decenas de cadáveres a los que solo les faltan los colmillos.

Las bandas mafiosas se organizan para sacar los colmillos del país a través de puertos con escasos controles como son los de Kenia o de Tanzania. Los países de destino son, normalmente, Tailandia y China. En Tailandia, los turistas compran las baratijas de marfil, aparentemente inocentes, sin saber que los recuerdos comprados provienen realmente de colmillos de elefantes africanos blanqueados.

La iniciativa de WWF

La organización conservacionista WWF ha puesto en marcha una iniciativa internacional para erradicar la venta ilegal de marfil africano en Tailandia. Para ello pretenden conseguir un millón de firmas para exigir a la primera ministra tailandesa, Shinawatra Yingluck, que prohíba completamente el comercio de marfil en su país para frenar la matanza ilegal de elefantes africanos.

"Si se consigue cortar de raíz la demanda en Tailandia, toda la red mafiosa entraría en una situación de colapso. Si no hubiera demanda ya no habría interés de abatir al animal", ha apuntado Luis Suárez. WWF también trabaja para la recuperación de otras especies como los tigres, los leones o los rinocerontes. "Hay que frenar la caza ilegal porque si continúa esta tendencia, todo el trabajo de conservación que se lleva haciendo desde hace 20 años se irá al garete", comenta el especialista.

"La caza legal abre la puerta al furtivismo"

En países como Botsuana o Sudáfrica existe la posibilidad de cazar elefantes de forma legal y controlada. En esas zonas se establece un cupo de animales que pueden ser matados cada año para sacar un mínimo de beneficio. "Nosotros, como organización para la conservación de la naturaleza, creemos que es más sensato y oportuno utilizar estos animales como reclamos turístico", además, "a través de la caza legal se abren puertas de atrás que favorecen el furtivismo", ha concluido Luis Suárez.

Comentarios - 3

Página 1 de 1

  • 3

    Jose Luis 23-01-2013 17:26:14h

    No hace falta ser un cazador furtivo para matar elefantes, también se puede ser Rey de un país para ir matándolos...

  • 2

    Homer 23-01-2013 11:55:30h

    Esto es otra de las vergüenzas que estamos produciendo y a la vez soportando. No sé que nos pasa a los humanos.. Lo de Botsuana me suena......... Guerras, hambre, crisis, matanzas indiscriminadas de animales... Y si nos dedicásemos a otra cosa?

  • 1

    ana 23-01-2013 11:45:52h

    El ser humano que miserable es con los animales

Página 1 de 1

Fotogaleria: Caza ilegal de elefantes

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana