Hora 25

Escucha Hora 25 en directo

Hora 25

Ràdio Barcelona

En directo

Ràdio Barcelona

90 aniversario de la emisora decana de 20:00 a 23:59

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

El fiasco de la amnistía fiscal complica aún más el improbable cumplimiento del déficit

PEPA BUENO   04-12-2012 - 11:46 CET

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

La amnistía fiscal promovida por el gobierno Rajoy terminó el lunes en fiasco. Solo se han recaudado 1.200 millones de euros, menos de la mitad de lo previsto. Es peor noticia de lo que parece porque no sólo no se alcanza el objetivo sino que el error de cálculo del Gobierno le hace un agujero de 1.300 millones al presupuesto y complica aún más el improbable cumplimiento del déficit.

Y al fracaso hay que añadirle el impacto moral sobre el resto de los ciudadanos que sí pagan sus impuestos y a los que nunca se les ha ocurrido blanquear dinero. Esa inmensa mayoría de españoles que ha visto cómo se vulneraban los principios de igualdad, proporcionalidad y progresividad que caracteriza a nuestro sistema tributario. Y que paga la crisis, la falta de ingresos, en cada uno de sus actos cotidianos.

Hasta los inspectores de Hacienda consideran el resultado un completo fracaso. Sin embargo, el ministro Montoro prefiere ver el vaso medio lleno y se ha autofelicitado por el supuesto éxito del plan.

El pírrico resultado de este guiño a los defraudadores se conoció el lunes, el mismo día en el que fue detenido el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán. Lo acusan precisamente, entre otras cosas, de evadir 5 millones de euros a Suiza. Y se le van a imputar presuntos delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

Tremenda metáfora para el empresario que daba lecciones al anterior Gobierno socialista en particular y a los españoles en general. Por ejemplo para salir de la crisis recomendaba "trabajar más y cobrar menos". Su caso recuerda que la ejemplaridad exigible a los personajes públicos no sólo alcanza a los políticos. También a los empresarios. En todos sitios cuecen habas. Y demuestra también por fortuna, que por llamativo que sea, ni todos los empresarios, ni todos los políticos son corruptos, ni todos cruzan la raya de blanquear dinero a lo grande y no pagar impuestos.

A Díaz-Ferrán los acreedores le reclaman hasta 45 millones de euros solo en esta causa. La policía investiga ahora sus propiedades, dos pisos de lujo en Nueva York, un chalé en Mallorca, un yate o el dinero en metálico hallado en su domicilio madrileño. Y la policía se incautó también de un kilo de oro. El metal del antiguo patrón que fijaba el valor de la unidad monetaria. Un kilo del antiguo patrón oro tenía en su casa el que fue gran patrón de los empresarios. El patrón destronado que llegó a culpar a Zapatero de la quiebra de Viajes Marsans por no apoyar la reforma laboral. El líder empresarial que dijo, con todo el desahogo, esto que van a oír sobre las empresas y los servicios públicos A la vista de la evolución de sus empresas, no parece el más autorizado para decir que la gestión privada siempre es mejor que la pública.

En fin, que con todas las presunciones de inocencia intactas, a Díaz-Ferrán le espera un largo camino de tribunal en tribunal. De momento, el empresario deja de volar, como sus aerolíneas Spanair o Air Comet. Va desparramando a su paso un reguero de deudas, desempleados y acreedores. Y sobre todo deja un motivo de reflexión sobre qué es el verdadero patriotismo. Patria hacen los españoles que soportan cada día bajadas de sueldo, recortes y encarecimiento de la vida sin dejar de pagar los impuestos que permiten sostener el sistema público que nos hace ciudadanos iguales.

Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy'

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana