El Larguero

Escucha El Larguero en directo

El Larguero

LA SCRIPT

Lo que hay que oir

LA SCRIPT

Robert Downey Jr. quiere cambiar de traje

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

SER consumidor - Jesús Soria

'SER CONSUMIDOR'

El fraude de los jamones ibéricos

"Solo el 9% de lo que se etiqueta con la palabra ibérico es puro"

JESÚS SORIA   14-10-2012 - 10:01 CET

Agustín González, presidente del Grupo de Trabajo del Porcino Ibérico de FAECA, asegura en 'SER Consumidor' que "solo el 9% de lo que se etiqueta con la palabra ibérico es puro", y que, por lo tanto, "se está tolerando que en el 91% restante, lo que se vende no corresponde con lo que el consumidor quiere adquirir".

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
El fraude de los jamones ibéricos

- (GETTY IMAGES)

El programa 'SER Consumidor' ha analizado con diferentes expertos en el sector el fraude y la picaresca que existe alrededor del jamón ibérico, y ha destapado algunas malas prácticas, como etiquetados engañosos y algún producto, que por diferentes deficiencias, ha llegado a ser retirado de algún establecimiento. Se detectan problemas en el etiquetado, como que está supuestamente certificado por una empresa que no realiza estos trámites desde hace años o un informe del Instituto de Salud Pública de Madrid que pone en duda la calidad de los mismos. En definitiva, que venden "recebo" cuando no lo es.

Francisco Barroso, uno de los socios de Félix de Murtiga, propietaria de los jamones analizados por 'SER Consumidor' y retirados de Makro, ha declarado que "los jamones están certificados por otra certificadora" y ha justificado el que salga la antigua, llamada SGS, en las etiquetas alegando que "puede deberse a que las han manipulado o por la pringue del jamón". Sobre la información del laboratorio de Salud Pública de Madrid que tenemos en nuestro poder y en el que se lee que "los valores de composición obtenidos para los ácidos grasos (oléico, plamítico, esteárico y linoléico ) no se ajustan a los límites establecidos por la norma del jamón ibérico", asegura que "nosotros tenemos un certificado de campo correcto y hemos tenido inspecciones de la Junta y todo ha salido correcto". También se le reseñado que hemos detectado "desajustes" en sus plazos de entrada en montañera y sacrificio y que podrían no estar cumpliéndose los requisitos establecidos y se le ha preguntado si podría tratarse de jamones congelados. No lo ha confirmado, pero ha dicho que "existe esa posibilidad, la Ley lo protege". Sí, pero informando al usuario de tal circunstancia.

Al presidente del Grupo de Trabajo del Porcino Ibérico de Faeca, Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias, Agustín González, no le extraña"nada" la denuncia de 'SER Consumidor' sobre la presencia en ciertos establecimientos de jamones mal etiquetados, con calidades que pudieran no corresponderle. "Es un caso más que podemos encontrar en cualquier marca que vayamos a visitar a una gran o pequeña superficie". Ha asegurado también que "se juega con la palabra ibérico y con una imagen y hasta puede estar bien etiquetado pero es un fraude al consumidor porque no tiene nada que ver con lo que el consumidor cree que está comprando. A veces se ve un cerdo ibérico puro, una dehesa, pero el producto real es un cerdo cruzado que no ha visto el sol".

Pero ¿no se hizo una legislación para evitar estos fraudes? Álvaro Rivas, director técnico de la D.O. Dehesa de Extremadura, es contundente. "La legislación que hizo el propio Ministro Arias Cañete en su anterior etapa de Ministro pretendía proteger la dehesa, la raza ibérica y al consumidor. Ninguna se ha cumplido". Rivas señala que "hacen falta controles" y aclara que "han pedido al Ministerio los requerimientos de información en este sentido a la distribución y nunca nos lo han dado". El director técnico de esta Denominación de Origen va más allá y asegura que los errores detectados en el etiquetado son "en muchos casos intencionados", y finalmente, sostiene que "controles sin sanciones como si no hubiera controles".

Álvaro Rivas reconoce que existe mucho fraude y que el error comienza por la propia desinformación del consumidor. "Hasta los responsables de hoteles, por los que pasan 4.000 jamones ibéricos al año, desconocen las normas". Y pone especial énfasis en la mejora de los controles de calidad para que se sepa lo que estamos comprando. "Hay cerdos y cerdos. Y los consejos reguladores deben ser muy exigentes para proteger el producto. Nosotros tenemos el recebo auténtico. El que sale a montanera...si hay inspecciones y certificación, a eso lo llaman bellota". Además, apostilla que "si se pilla que un solo cerdo está comiendo un día pienso, hay que retirar toda la partida.

Además, existen ciertas deficiencias en la información al consumidor en Makro, que según la propia empresa "son errores de cartelería". Por ejemplo, Denominaciones de Origen que no existen, como D.O. Jabugo en diferentes marcas de jamones, o incluso en un lomo, que no tienen Denominación de Origen. Incluso en un folleto informativo se habla de una "jamón ibérico puro de bellota cuando realmente es de recebo".

Comentarios - 22

Página 1 de 5

  • 22

    el amargado 16-10-2012 18:46:53h

    Otra metida de la CLASE POLITICA ? Quien hace las leyes ? quien nos tienen que proteger ??? Que verguenza de pais? QUE HERENCIA VAN A RECIBIR NUESTROS HIJOS ????

  • 21

    Los Pedroches 15-10-2012 22:53:55h

    Desde buena parte del sector tradicional, hace tiempo que se viene reclamando una normativa que diga la verdad al consumidor. Que llame a las cosas por su nombre. Sin excluir a nadie. Solo diciendo la vrrdad. Ojala y ahora no cedan a las presiones de las grandes compañias carnicas y de ciertos territorios para cambiar la legislacion pensando en proteger las producciones ligadas a la dehesa y a los consumidores.

  • 20

    German 15-10-2012 21:14:15h

    100% Spain

  • 19

    Domingo 15-10-2012 21:01:32h

    Hay falta de información al consumidor, la normativa debe modificarse y endurecerse para proteger al artesano que tiene que luchar contra una industria que vende etiquetas de bellota y de iberico cuando es todo mentira simplemente al valorar unos resultados químicos que se pueden modificar, ésto se conoce desde el Ministerio, esperemos que ahorora que tienen la oportunidad rectifiquen y no se vuelva a beneficiar a los grandes dando de lado a los pequeños que en suma generamos más empleo y más riqueza. Que intensifiquen controles en las tiendas y que se exijan productos con D. O. que dan una garantía muy seria.

  • 18

    PEPE 15-10-2012 19:25:20h

    España sin mas, asi nos va, si no tenemos desperdicio

Página 1 de 5

Webs de PRISA

cerrar ventana