La Ventana

Escucha La Ventana en directo

La Ventana

ELPIDIO

Lo que hay que oir

ELPIDIO

"Posiblemente todo lo que se ha instruido sea nulo"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Mujeres que transforman el mundo: solución a la crisis económica

El "II Encuentro con Mujeres que transforman el mundo" trae a España a comprometidas activistas y Premios Príncipe de Asturias para denunciar los abusos contra el género femenino. Por segundo año se celebra en la antigua cárcel de Segovia, conocida por la fuga masiva de presos de ETA en 1976, acoge estos debates y conferencias acompañadas de arte, música, cine y microteatro en las pequeñas celdas.

DANIEL DE LA FUENTE   25-03-2012 - 12:01 CET

La antigua cárcel de Segovia vuelve a ser escenario, por segundo año consecutivo y tras el éxito de la primera edición, el II Encuentro de Mujeres que transforman el mundo. Desde el 23 de marzo y hasta el 1 de abril, Premios Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, conocidas y galardonadas activistas, cineastas, periodistas y corresponsales con sólidas trayectorias mostrarán la realidad de la mujer en distintas partes del mundo y desde ámbitos diferentes.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Segovia está intentando convertir una antigua cárcel en un centro de creación. Una cárcel con significado: fue prisión de mujeres. Muchas represaliadas políticas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, hasta los años 50. De ahí que se haya elegido este lugar para realizar, por segundo año consecutivo y tras el éxito de la primera edición, el II Encuentro de Mujeres que transforman el mundo. Desde el 23 de marzo y hasta el 1 de abril, Premios Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, conocidas y galardonadas activistas, cineastas, periodistas y corresponsales con sólidas trayectorias mostrarán la realidad de la mujer en distintas partes del mundo y desde ámbitos diferentes. Aunque este año la mirada está centrada en África.

"Nos hemos centrado en el problema de las mujeres afganas, en la lucha para erradicar la mutilación genital feminina en Sierra Leona, en las denuncias de los asesinatos en Ciudad Juárez o en las violaciones de guerra en el Congo", son ejemplos que cita Clara Luquero, concejala de cultura del Ayuntamiento de Segovia y organizadora del evento. "Se trata de reunir en Segovia a mujeres con agallas, si se me permite la expresión", añade Luquero.

Una de ellas es Olayinka Koso-Thomas, Premio Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional en 1998 por su trabajo en defensa y por la dignidad de la mujer. Con ella hemos hablado en la SER antes de su entrevista con la veterana reportera Rosa María Calaf, en la que han hablado de la mutilación genital femenina, una práctica endémica en 28 países africanos, que afecta a más de 130 millones de mujeres y contra lo que lucha Koso-Thomas, que está amenazada de muerte. "Gracias a la última campaña que hicimos, la situación ha mejorado un poquito. Pero falta mucho por hacer. Si no ha mejorado tanto como esperábamos es porque los políticos no nos han ayudado a implementar leyes contra esta tragedia. Si nos ayudasen a aplicar estas leyes y a incluirlas en las constituciones, la situación mejoraría más" - nos cuenta.

Olayinka, junto a la periodista congoleña Caddy Adzuba, que también ha participado este sábado en el II Encuentro 'Mujeres que transforman el mundo' a través de una videoconferencia, se preguntan cómo es posible que en pleno siglo XXI haya todavía tanto sufrimiento en el mundo, especialmente entre las mujeres. "Lo que estamos haciendo mal, cree la Premio Príncipe de Asturias, es no haber incluído a las mujeres en el desarrollo de los países, de la comunidad. Se las ha condenado al ostracismo, no se les permite tener voz, porque estamos en una sociedad patriarcal. Los hombres marcan las reglas y a las mujeres solo les queda acatar. Las mujeres tienen más intuición, más empatía, otros instintos... que podrían ayudar incluso a salir de la crisis económica. Con más mujeres en los parlamentos, la pobreza, por ejemplo, se reduciría. Los hombres no se mojan tanto".

Otra de las invitadas es la exvicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que hace un mes creaba "Mujeres por África", una fundación privada en la que participan importantes empresas españolas y asesorada por mujeres como la ex primera ministra de Mozambique. No se va a tratar en esta edición dos polémicos casos de violencia contra las mujeres que hemos conocido recientemente. El primero de ellos el suicidio de la joven Amina Filali en Marruecos, tras verse forzada a casarse con su violador. "Es un hecho muy triste y que atenta contra los derechos de la mujer y del niño. Un niño es un niño y tiene derecho a crecer - lamenta Koso-Thomas - a educarse y a vivir en libertad. Tienen derecho a elegir con quién casarse". "Esto es posible, añade, porque es una sociedad patriarcal y musulmana. Creen en el control de la vida de sus hijas y toman las decisiones por ellas. Y se apoyan en leyes como esa, leyes que deberían haber sido derogadas y sustituídas por otras más civilizadas".

El otro asunto es el caso del imán de la mezquita de Terrassa, que enseñaba a los fieles cómo debían pegar a sus mujeres cuando hubiera un conflicto. "Ningún ser humano debería ser maltratado, siempre hay que llegar al entendimiento a través del diálogo, pero la violencia contra las mujeres es especialmente cruel" - lamenta Olayinka, doctora en Medicina y activista nigeriana. "Las mujeres debemos unirnos en solidaridad y hacer saber al mundo que estamos sufriendo y que los hombres tienen que cambiar su actitud hacia nosotras, para que tengamos una vida mejor. Si tenemos una vida mejor, también mejorará la vida de toda la comunidad en la que vivamos. Todo mejoraría", confía.

Estos dos casos "se tratarán en el próximo encuentro de mujeres en Segovia", nos asegura su organizadora. "Es una violencia legal contra las mujeres, una brutalidad y tortura permanente para lo que no tengo palabras", denuncia Clara Luquero. Este segundo encuentro de Mujeres se va a ver animado por la música de la joven cantante senegalesa Shula Ndiaye; un ciclo de cine donde se van a proyectar cintas como 'Katmandú, un espejo en el cielo", de Icíar Bollaín, o 'Declaración de guerra', de la francesa Valéry Donzelli. Y la gran novedad: el microteatro. En las celdas de La Cárcel, las actrices Lucía Jiménez, Rosa Manteiga, Ana Risueño, Beatriz Bergamín o el actor Alberto Jiménez, entre otros, actuarán para un reducido número de espectadores.

Comentarios - 0

Webs de PRISA

cerrar ventana