Hoy por hoy

Escucha Hoy por hoy en directo

Hoy por hoy

HORA 25

Lo que hay que oir

HORA 25

Sección cultural: Artistas en la Frontera Sur

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

"El pesimismo es pernicioso, no perdamos la ilusión"

Ha afirmado el bioquímico Santiago Grisolía, premio Príncipe de Asturias en 1990

BEATRIZ NOGAL   15-09-2012 - 19:58 CET

En 'A vivir que son dos días' hemos charlado con el profesor Santiago Grisolía, bioquímico nacido en Valencia en 1923. Premio Príncipe de Asturias en 1990 continúa al frente de los premios de investigación Rey Jaime I y del Consejo Valenciano de Cultura. Un humanista en serio peligro de extinción.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Grisolía estudió Medicina en las Facultades de Madrid y Valencia siendo uno de los discípulos más brillantes de su tiempo y obteniendo la licenciatura por la Universidad de Valencia en 1944. Un día un catedrático de Fisiología le dijo: "Salga usted de España y búsquese el futuro". Se convocaron unas becas en el Ministerio de Asuntos Exteriores que solicitó y ese fue su pasaporte al extranjero. A los 22 años se marchó a Estados Unidos y tras su llegada se convirtió en el primer alumno graduado del profesor Severo Ochoa en el Departamento de Química de la Universidad de Nueva York. Allí también conoció a Miss Thompson, una estudiante encargada de ayudarle en su quehacer, con la que se casó años más tarde. Desde entonces se convirtió en su compañera inseparable y madre de sus dos hijos.

Regresó a España en 1977 para hacerse cargo del Instituto de Investigaciones Citológicas de Valencia pero además fue nombrado profesor honorario de Medicina de la Universidad Valenciana, se hizo cargo del Comité organizativo del Genoma Humano para la UNESCO, de la presidencia del Consejo de Cultura Valenciano y de la organización de los Premios Rey Jaime I. Santiago Grisolía es un hombre que pese a su extenso currículo no olvida que lo principal en un científico es la humildad.

Investigador firmemente comprometido con la Ciencia y muy preocupado por la repercusión que los recortes económicos están teniendo en la ciencia española. "Hay que evitar que disminuya la ayuda económica y, sobre todo, proteger a la gente joven".

A sus 89 años sigue haciendo deporte para mantenerse en forma, suele ir al gimnasio y practica natación. Los fines de semana invierte su tiempo en leer, pensar y escribir (lleva publicados más de 500 trabajos científicos y una novela histórica) Un hombre joven a punto de cumplir 90 años que nos confiesa el secreto de su longevidad: "tener buenos amigos, ser generoso, comer poco y hacer mucho ejercicio".

Comentarios - 1

Página 1 de 1

  • 1

    luis 16-09-2012 09:03:32h

    tiene,toda la razon ,,d.santiago,,peron eso digaselo a nuestro gobierno ,,a ver si le hacen caso,,

Página 1 de 1

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana