Hora 25

Escucha Hora 25 en directo

Hora 25

GARRETT WALL

Lo que hay que oir

GARRETT WALL

"No esperaba poder vivir de la música en España"

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

El principal acusado en el 'caso Kárate' dice que todo fue un montaje para hundirle

Torres Baena ha declarado que todo fue un montaje para acabar su monopolio deportivo en Las Palmas

EFE   15-05-2012 - 17:49 CET

El principal acusado del 'caso Kárate', Fernando Torres Baena, ha insistido este martes en que el proceso que se sigue contra él y otros tres monitores de su gimnasio se ideó para hundirle porque tenía el "monopolio" de este deporte en la isla y querían apropiarse de los alumnos de su club.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar
Fernando Torres Baena y su esposa María José González Peña, dos de los cuatro acusados en el conocido 'caso Kárate'

Fernando Torres Baena y su esposa María José González Peña, dos de los cuatro acusados en el conocido 'caso Kárate' de abusar de forma sistemática de decenas de alumnos de una academia de artes marciales de Gran Canaria- (EFE/Elvira Urquijo A.)

Torres Baena ha hecho estas declaraciones ante la Audiencia de Las Palmas, en la segunda sesión del juicio, que se ha centrado en su interrogatorio por parte del fiscal, quien le atribuye 36 delitos de abuso sexual, 13 de corrupción de menores y uno de tenencia ilícita de armas, en uno de los mayores procesos por pederastia instruido hasta ahora en España.

El principal acusado ha dicho que se trata de una trama urdida, entre otras personas, por el presidente de la Federación de Kárate de Gran Canaria para apropiarse de sus alumnos en el nuevo club que pretendían crear de manera irregular.

Baena ha explicado que esto fue lo primero que pensó cuando fue detenido, pues nunca antes había tenido problemas con la Justicia, y días antes de su detención había denunciado la constitución irregular de un nuevo club de kárate en la capital que quería quitarle sus alumnos.

"El sumario no tiene ni pies ni cabeza", según Torres Baena, quien ha asegurado que se lo ha estudiado diariamente en los dos años y medio que lleva en la cárcel, y que además de esta explicación existe otra que ha señalado que dará a conocer cuando testifiquen las víctimas.

No obstante, ha apuntado el interés que, a su juicio, tienen las víctimas por obtener los dos millones y medio de indemnización que reclama la acusación particular y el hecho de que los denunciantes se vieran condicionados por la repercusión mediática del caso. Según Torres Baena, se asustaron y se victimizaron porque no supieron qué decir a sus padres.

Este excampeón de España de kárate sostiene que, tres días antes de su detención, sus alumnos eran "felices", como así lo demostraron en un campeonato que se celebró en Tenerife, donde consiguieron "más medallas que nunca", pero después lo convirtieron de manera incomprensible en la persona que había "arrasado con sus vidas".

Al ser preguntado por el fiscal sobre qué interés había contra los otros tres acusados, Torres Baena ha afirmado que constituían "la base de la federación y del club del kárate" por sus amplios conocimientos.

Ellos eran campeones de kárate de Europa y consiguieron que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria lograra ser campeona de Europa también, por lo que ha sostenido que quienes participaban de ese "complot" no solo buscaban acabar con el maestro, sino también con los otros tres partícipes del éxito del kárate en la isla. Torres Baena, que ya había dicho al inicio de la primera sesión que las acusaciones que se leyeron contra él eran falsas -al igual que los otros tres procesados- ha negado de nuevo haber tenido relaciones sexuales con los 38 alumnos de su academia sobre los que le ha interrogado el fiscal.

Además, ha dicho que no le consta que las tuvieran los tres procesados, porque él "no lo hubiera permitido" y ha negado que les instara tanto a mantenerlas con los otros acusados ni con otros alumnos, ni que se mantuvieran tríos sexuales.

Torres Baena, que se enfrenta a una solicitud de condena de 302 años de cárcel, ha declarado que "es mentira" que él transmitiera a sus alumnos que mantener relaciones sexuales mejorara el rendimiento deportivo o que seguir ese tipo de prácticas les ayudaría a ser "campeones del mundo". "Eso es absurdo", ha manifestado.

Comentarios - 0

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana