El Larguero

Escucha El Larguero en directo

El Larguero

TODO POR LA RADIO

Lo que hay que oir

TODO POR LA RADIO

Iker Jiménez oye psicofonías que le ordenan ir a publicidad

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

'DIARIO DE LA CRISIS'

"Ser mileurista es ahora una suerte cuando antes era lo último"

MAIKA ÁVILA   10-01-2013 - 07:04 CET

Pilar Sola vive en Zaragoza con su hija Lucía de 19 años que estudia Enfermería. Trabaja como administrativa en una empresa que suministra material a laboratorios, tiene 52 años y su sueldo nunca ha superado el nivel psicológico de los mil euros.

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Con la crisis, pronto bajó la facturación y llegó un ERE que aunque en un principio se dijo que era para "mantener todos los puestos de trabajo, ahora no cumple las expectativas". Si finalmente Pilar conserva su puesto de trabajo estará agradecida y lo hará en unas condiciones que antes poco querían y ahora muchos desean: cobrar menos de mil euros con más volumen de trabajo y más responsabilidad. "Antes éramos los últimos y ahora unos afortunados. Ha cambiado el propio concepto de suerte. El trabajo no puede fruto del azar sino un derecho".

Una marcha atrás

Pero, ¿qué ha cambiado en tan poco tiempo para que esto sea así? Algunas empresas, sostiene Pilar, menosprecian el trabajo de sus empleados, pero "no puede ser que lo que antes valía ahora no valga. No pueden decirte que lo que antes se hacía en 8 horas ahora se puede hacer en 6 y que eres poco productivo. No es justo". La dignidad del trabajador peligra cuando sus derechos comienzan a mermar. Más aún, es la dignidad del propio país "al hacernos creer que no nos merecemos el Estado del bienestar que tanto ha costado construir. Y a nuestros hijos les vamos a dejar eso: una marcha atrás. Tenemos que cambiar las estructuras para que el sistema funcione, pero no somos los trabajadores los culpables de lo que ha pasado. En cambio, sí estamos pagando por ello".

El esfuerzo no es directamente proporcional al éxito

Los padres siempre dan consejos a sus hijos, aunque no se los pidan. Es ley de vida. Mejorar la que llevaron tus progenitores ha sido el objetivo durante generaciones. Esto también está cambiando. "No sabes qué mensaje dar a tus hijos. Es muy triste ver que todo el esfuerzo que hicieron tus padres ha servido para poco. Yo he mejorado muy poco el nivel de vida que tenían mis padres", reconoce. Pilar estudió Filosofía y Letras y se especializó en Arte. Nunca ejerció. Su hija Lucía quiere ser enfermera. "Le digo que estudie, que aprenda idiomas, que vaya al extranjero, pero también que el esfuerzo y el trabajo no es directamente proporcional al éxito, que no garantiza tener sueldo digno". Reconoce que su hija está preocupada por los tiempos que vivimos. "Con 52 ya piensas que se te han cerrado todas las puertas, pero con 19 años tienes todo el futuro por delante. Y espero que todos los jóvenes, a pesar de todo, lo sigan pensando".

Comentarios - 5

Página 1 de 1

  • 5

    Ana 10-01-2013 19:41:21h

    Pues sí; la estadística dice que de media ganamos 1800, pero por lo general, pública y privada, el grueso de trabajadores mileruistas es casi un 80%, mientras que el restante 20% se lleva la millonada y sube la media, claro. Me avergüenza escuchar a un representante de la Justicia decir que "no puede viajar en turista en el AVE" cuando la mayoría de este país ni siquiera podemos utilizar el tren como opción y viajamos en autobús. Esto no tiene arreglo, serán años y años de pagar deuda, tu hija Lucía pagará también lo que no podamos pagar nosotros, trabaremos para pagar una deuda privada que han hecho pública, trabajamos para que los bancos puedan seguir estafándonos. Yo nunca he derrochado, odio leer por ahí que los españoles hemos despilfarrado y que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, no es así. He trabajado dignamente por un salario modesto para poder pagar una hipoteca que "sí estaba dentro de mis posibilidades" (ahora con los recortes no); tener un coche normalito, poder comer y vestir, sin excesos; yo no iba al cine más que una vez al semestre; ahora hasta comprar un libro es un lujo. El mensaje para tu hija: efectivamente: QUE SE VAYA DE ESTE PAÍS, es lo mejor para su futuro; no hace falta ser millonario para ser feliz, pero hay mínimos de los que no debemos bajar, no debemos conformarnos. Hoy he visto un reportaje sobre Islandia (esa gran desconocida) y le han echado un par de willis al asunto porque las herramientas legales y jurídicas se lo han permitido; a nosotros nos han atado de pies y manos, ni siquiera podemos echarlos del poder, ni castigar a la banca, ni hacer responsables de la corrupción política a los que la practican.Somos "nada" para ellos, sólo la herramienta de pago para que ellos puedan seguir viviendo como viven, privilegiados con el sudor de nuestra frente. Yo no tengo hijos, porque no puedo mantenerlos, pero mi mensaje sería el que he citado. Sin ningún tipo de duda.

  • 4

    pericoel 10-01-2013 15:47:05h

    Tienes toda la razón, Paco. A mi, como a la mayoría de la gente me gustan los lujos y no quiero privarme de caprichos, pero la realidad es que se puede vivir perfectamente sin ellos . El caso es acostumbrarse. Yo hace 10 años ganaba 2000 euros y me daban piso. Ahora casado y con un niño gano 1000 euros y me estoy acostumbrando. No me quejo por que las circunstancias son las que son y cuando miro el mapamundi por debajo de España me doy cuenta que soy un privilegiado. Aquí en mi pueblo en Extremadura hay gente que tiene un sueldo más o menos como el mio y los ves comprándose coches de alta gama de segunda o tercera mano, se pagan el Iphone a plazos, no les falta un complemento para practicar el tan de moda deporte del padle, y se quejan de como está situación. En Africa un niño con una pelota hecha de papeles se divierte . Aquí si no tiene la psp o la play el padre piensa que es un niño infeliz y por todos los medios le tiene que dar ese capricho.

  • 3

    jl 10-01-2013 12:49:53h

    españeta es probablemente con un 99,9% uno de los territorios del planeta tierra donde es mejor no estar. Y esto, es irrefutable.

  • 2

    Paco 10-01-2013 12:33:22h

    Yo vivo en una zonal rural en Galicia donde logicamente la cualificacion es muy baja y la poblacion está envejecida y las pensiones son el sustento principal de muchas familia. Eso si todo el mundo tiene su casa y su tierra para cultivar. Nadie tiene deudas y la gente es feliz. No tienen ipads, ni coches caros ni tampoco se van de vacaciones mas allá de ir a la playa los domingos. Es una vida de subsistencia pero es digna. Y es la vida de austeridad que se lleva desde siempre, con crisis y sin crisis. Las pensiones son de 400-500 euros y los entregan a la familia que vive en la misma casa junto con los nietos y los sueldos de 800-900 como max. Hay gente que no podria vivir en esta realidad pero para muchos es lo que tenemos y es bastante digno.

  • 1

    RMG 10-01-2013 10:34:41h

    Como Pilar de Zaragoza, somo muchos los mileuristas que vemos como nuestros salarios van disminuyendo, mientras los resultados de las empresas van creciendo a consta de despedir y a consta de bajar sueldos. Yo con 37 años de servicios en la Administración pública no cobro más de 1200 euros, a pesar de que los medios de comunicación, políticos, empresarios se empeñen en ensuciar a los empleados públicos diciendo que somos unos privilegiados. Y lo malo de todo esto es que nos estamos creyendo que somos unos priveligiados cuando el trabajo es un derecho. Si Sres., el trabajo es un derecho y yo me le gane a pulso. También soy licenciada en Ciencias de la Información pero las circunstancias, tenía que trabajar para poder pagarme la carrera, fueron distintas y por "desgracia" aprobé una oposicion con miles de candidatos en toda España, luego yo no tengo ningún privilegio. Somos muchos los que tenemos una carrera y no ejercemos, así que a los universitarios de ahora que están llorando porque no encuentran trabajo en lo que han estudiado que se pongan las pilas y a buscar donde sea como hemos hecho muchos de otra generación.

Página 1 de 1

AUDIOS

Webs de PRISA

cerrar ventana