El Larguero

Escucha El Larguero en directo

El Larguero

PRETÉRITO IMPERFECTO

Lo que hay que oir

PRETÉRITO IMPERFECTO

El fin del mundo de William Miller

Alicante puerto de salida vuelta al mundo a vela

Un violador permaneció tres meses bajo la cama de su víctima

La niña y el joven de 22 han sido encontados en Manchester tras huir del domicilio de la niña

EFE   10-11-2006 - 16:10 CET

Un violador que sedujo a una niña de doce años permaneció tres meses escondido debajo su cama sin que los padres de la menor, que vivían en la misma casa, se dieran cuenta, informa hoy el diario británico "The Times".

Votar
Sin interés Poco interesante De interés Muy interesante Imprescindible
Imprimir
Enviar

Scott Jennings, de veintidós años, que ha sido condenado a dos años y tres meses de cárcel en un tribunal tras declararse culpable de tres delitos de violación y uno de abuso sexual, conoció a la niña en un autobús en noviembre del año pasado.

Jennings, que no tenía entonces domicilio fijo, convenció a la menor, que, según la policía no sabía la verdadera edad del violador, para que le llevara a su casa, donde la niña lo metió a escondidas.

El delincuente convirtió la parte de debajo de la cama de la menor en un escondrijo tras retirar unas tablas de madera que estaban debajo del colchón y crear un hueco para meterse. De esta forma podía ocultarse cada vez que escuchaba aproximarse a la madre de la niña.

Localizados tras huir del domicilio de la niña

La menor sacaba comida del frigorífico para alimentar a su violador, a quien consideraba su novio secreto. Aunque en una ocasión la niña confesó la historia a su hermana de diez años, la presencia de Jennings no se descubrió hasta la desaparición de la joven en enero pasado.

Tras leer una nota que le había dejado su hija que decía que se encontraba bien y que no se preocupara por ella, la madre, que todavía no sabía la existencia del desconocido, contactó con la policía.

Fue en ese momento cuando la hermana de la niña confesó a los agentes lo que sabía sobre Jennings. Al final, la policía encontró al violador y a su víctima en un pueblo cercano a Manchester (norte de Inglaterra).

Webs de PRISA

cerrar ventana